Domingo 05.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de septiembre de 2021 | Municipales

Pandemia y elecciones

Carusso, la vacunación VIP en la lista de San Martín que el Pro quiere esconder

El escándalo detrás de uno de los principales armadores de la lista de Diego Santilli en San Martín. Las claves de un caso que incluye privilegios, corrupción y denuncias por violencia de género.

Detrás del enorme impacto que representó el vacunatorio VIP de muchos miembros del gobierno nacional, y que incluso le costó el cargo al ex ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, hubo otros casos no menos escandalosos y resonantes de figuras asociadas a la política que, a la sombra de aquella noticia, quedaron menos expuestos.

Carusso fue uno de ellos. La información de su vacunación VIP salió a la luz en febrero de este año, pero en realidad la primera dosis a Carusso le fue aplicada en los primeros días del año, exactamente el 4 de enero, cuando el país se hallaba en medio de un tembladeral por la no llegada de inmunizaciones y por la multiplicación de las víctimas de la pandemia.

La segunda dosis que le permitió a Carusso completar su esquema vacunatorio colándose en la fila del hospital de San Isidro, donde su jefe político Gustavo Posse es intendente desde hace más de 22 años, llegó el 28 de enero, apenas tres semanas después. Vale la pena insistir: un mes después, el 20 de febrero, estalló el escándalo que puso en jaque al gobierno argentino, donde una red de privilegiados accedieron a su inmunización mucho antes que todos los argentinos. Carusso fue todo un adelantado.

Bautizado irónicamente en muchos medios como el “Verbitsky de Posse”, en honor al ex periodista que admitió haber sido uno de los privilegiados de la vacunación por su afinidad con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, Carusso es el dueño del segundo y tercer lugar de la lista de Diego Santilli en San Martín.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Quien había hecho formal la denuncia contra Carusso había sido la diputada Nerina Neumann, quien luego fue atacada en sus redes sociales con una caterva de comentarios misóginos y machistas, lo que despertó el repudio de muchos sectores por violencia de género.

Paralelamente, vecinos integrantes de una ONG y concejales de San Isidro presentaron denuncias en la Justicia, aún no resueltas: “Es inaceptable que en el municipio se siga manejando discrecionalmente lo que pertenece a todos los sanisidrenses”, manifestó Catalina Riganti, edil del distrito

Carusso fue vacunado en el hospital de San Isidro sin siquiera tener domicilio en el municipio cuando gran parte del personal de salud aún no había recibido su dosis. Es inmoral que en San Isidro haya funcionado un vacunatorio VIP cuando hay miles de vecinos que por edad o cuadro médico son población de riesgo y todavía no fueron vacunados”, añadió Riganti.

“Esperemos que la casta política y la corporación judicial no cajonen esta denuncia, investiguen y se hagan públicos los listados”, finalizó la concejal.

El escándalo ya empezó a generar impacto en el territorio: varios dirigentes políticos ya hicieron público su malestar y su intención de no apoyar la boleta local: “No podemos respaldar a candidatos con prácticas que ya rechazó toda la sociedad. Votar la lista local de Ramiro Alonso López es como votar a Ginés”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!