Jueves 28.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de septiembre de 2021 | Nacionales

PASO 2021

La UCR bonaerense, con los naipes sobre la mesa

En los últimos días de campaña, se consolidó el cambio de imagen de Facundo Manes, tal vez con una impronta agresiva como no se le había conocido antes. El médico ya cruzó el Rubicón. Sabe que las cartas están jugadas a la espera de lo que digan las urnas. No queda mucho tiempo para grandes cambios en las últimas horas de campaña.

Manes sacrificó su logrado status de intelectual ubicado en las difusas fronteras de las divergencias domésticas de la política y, según parece, va sintiendo ese devenir diario en el cual ha proferido más dardos envenenados al kirchnerismo que en su etapa previa a la incursión directa en la arena política y partidaria.

Los actos centrales en Bahía Blanca y La Plata terminaron de graficar esa nueva configuración. Pero el neurocientífico juega también con las dicotomías. Por momentos parece cruzarse contra toda la dirigencia política que gobernó en las últimas décadas y por momentos se engolosina con ataques puntuales al oficialismo.

Para quienes gustan de señalar que las formas son también contenidos, cabe resaltar cómo abundan en el precandidato los gritos altisonantes y los ceños fruncidos. A la vez, vuelve a contrastar esa configuración con la del docente amigo y divulgador que todo lo ofrece en función de introducir un nuevo estilo de debate,  superador de grietas secundarias y coyunturales.  

En lo discursivo, mantiene y ratifica una propuesta imbuida de mediatez, la de construir una nueva Argentina en base a una revolución educativa. Se le escucha muy poco alguna alusión a la inseguridad y a la economía.

A PRUEBA DE INSULTOS

En su última visita a La Plata, Manes demostró que suele estar tan agresivo como entrenado. Esto pudo apreciarse durante el cierre de del acto del fin de semana pasado. Entre tanto rosario de loas de parte de sus seguidores se acercó un joven con fuerte arsenal de insultos aludiendo a una presunta vinculación del neurocientífico con el famoso Consejo de las Américas, un organismo financiero internacional con sede en Estados Unidos, portador de recetas extremadamente liberales en lo económico.  No obstante la agresión a la cual cualquier mortal hubiera reaccionado, todo quedó amortiguado y desvanecido por la sonrisa y el silencio del precandidato.

Más allá de hechos anecdóticos, en La Plata se siente fuerte la batalla contra los “primos” enrolados bajo la lista de Diego Santilli y Julio Garro, específicamente en La Plata, donde el jefe comunal, según dicen, sigue con preocupación el desenlace final hacia las PASO del próximo domingo.

De acuerdo con algunas encuestas, no sería sorpresivo un triunfo del médico por sobre el vicejefe de Gobierno porteño. Sin embargo, muchos señalan que esa preferencia en la intención de voto está en el margen de error del 3 o 4 por ciento.

Desde el entorno de los precandidatos locales de Facundo Manes atribuyen a esos sondeos la destrucción de cartelerías y las burlas en redes, como ocurrió con la expresada por el ex diputado provincial y funcionario municipal Oscar Negrelli respecto de la imagen de una supuesta escasa concurrencia a la céntrica plaza Moreno, donde se desarrolló el acto.  

Por las redes, donde se conoció tal inquietud, le respondieron que esa foto se había registrado con mucha antelación al inicio oficial del acto y que era lógico que en un evento con “puntualidad radical” se hubiera demorado la masiva presencia de simpatizantes.

El reproche radical vino por la disputa cuantitativa, pero también por una pregunta puntual: ¿Se usaron o no cámaras municipales para esa foto que después se utilizó con fines políticos?. Tal misterio quedará revelado algún día, aunque los plazos para responder no figura en las prioridades del increpado funcionario.

EL EFECTO “CORRIENTES”

A las anécdotas les siguen las preocupaciones en el entorno de Manes. Parece que el triunfo radical por más del 74 por ciento en Corrientes, que debió haber impulsado un vertiginoso ascenso, no sólo lo mantiene debajo de Santilli en los sondeos, sino que, al decir de consultoras como Giacobbe y Asociados se habría observado la pérdida de un par de puntos en su intención de voto.  Manes hizo su esfuerzo el último domingo en la provincia litoraleña y no se despegó del ganador Gustavo Valdez. Es decir, cumplió con el manual, pero al parecer no rindió los frutos esperados.

En la citada encuesta también sorprendió la gran diferencia de intención de voto directa del 27 por ciento para Santilli y 9 para Manes. Estas cifras traducidas a un esquema de primarias hablan de una diferencia de 20 puntos con un voto cercano al 60 para el hombre que cruzó la General Paz.

De ser cierta la hipótesis del radicalismo que augura resultados victoriosos en La Plata y en las cinco secciones del interior, se puede encontrar una sola explicación para tamaña diferencia: vuelan los números en favor del colorado, tanto en la primera como en la tercera sección electoral, es decir todo el conurbano. En esas regiones un punto de diferencia puede equivaler a diez de una del interior, por caso, la séptima ubicada en el centro de la provincia.

En síntesis, hay esfuerzo y preocupación hasta para mantener un porcentual por encima del 40 por ciento incluso en la tercera sección, del sur del conurbano, donde se supone que Manes está más competitivo.

Cerca del mar radical aparece una bruma espesa que intima a pensar en la famosa frase “alea jacta est” atribuida a César o que, en términos de nuestro idioma, sería “la suerte está echada”. Sin embargo, más de un radical -y sobre todo el precandidato oriundo de Salto- se aferra con perseverancia a la filosofía de los sonetos medicinales de Almafuerte. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!