Lunes 15.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de septiembre de 2021 | Municipales

El candidato de La Cámpora en Lanús

Julián Álvarez, investigado por evasión impositiva

El primer candidato a concejal por Lanús elegido a dedo por La Cámpora no detiene su raid de papelones. A las risas incontenibles y las frases fuera de lugar en televisión abierta, se le sumó un juicio de la AFIP por evasión impositiva y múltiples incongruencias en su finanza personal.

Los últimos años de la carrera política de Julián Álvarez fueron más que movidos, y no necesariamente en el buen sentido. A pesar de haber comenzado con el pie derecho con un nombramiento como viceministro de Justicia de la Nación, el resto del camino pareciera ir en un constante declive.

En el año 2015 fue puesto a dedo por La Cámpora como candidato a intendente y, a pesar de las buenas intenciones de la agrupación ultrakirchnerista, perdió en manos de Néstor Grindetti, con lo que el peronismo tuvo que dejar un bastión histórico de la provincia de Buenos Aires. La derrota se pagó cara. Las quejas por el papelón hicieron su juego y Álvarez fue separado del espacio y tuvo que exiliarse durante casi dos años en España, con el pretexto de un postgrado que no estaba en sus planes y lo alejaba de la arena política.

A su regreso, sus viejos amigos del Frente de Todos hicieron de las suyas y, a pesar de que el desempleo en el país está tocando picos máximos históricos, Álvarez no tuvo problemas en conseguir de inmediato un contrato en la Universidad de Buenos Aires (UBA) por un total de 149 mil pesos mensuales. Nada mal para un humilde docente en Argentino.

A pesar de su relación de dependencia con la UBA, desde el año 2015 Julián Álvarez permanece afiliado a la ART del ministerio de Justicia de la Nación, cometiendo una grosera infracción a las leyes laborales según las regulación del ministerio de Trabajo de la Nación.

A pesar de su oneroso salario y del hecho de haber vivido toda su vida de la teta del estado, tiene una ejecución fiscal pendiente iniciada por la AFIP por evasión impositiva. A su vez, en su última declaración jurada como prestador de servicios jurídicos presentada ante AFIP, demostró que su desempeño en el sector privado deja mucho que desear: apenas obtuvo un ingreso de 81 mil pesos anuales: algo así como 6.500 pesos por mes.

Paradójicamente, vale destacar que su gasto en tarjetas de crédito y débito es mayor al ingreso que percibe en blanco: unos 172 mil pesos mensuales.

En los últimos meses, hizo las paces con La Cámpora y fue elegido para encabezar la lista de concejales en Lanús. A pesar de que aún sostiene entre sus sueños la idea de volver al ruedo por la intendencia, su paso por la televisión dejó mucho que desear. Fue invitado a un programa de televisión abierta en Canal 9, en el que mantuvo una extraña actitud que sorprendió a propios y extraños. A pesar de la seriedad de los temas que se tocaban, se rio durante toda la entrevista, como si estuviera bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

Durante la proyección, incluso abundaron las frases bochornosas y grandilocuentes como “Yo soy Cristina”, que, a raíz de su reconocido enfrentamiento con la ex presidenta, dejaron al conductor boquiabierto y sin saber cómo continuar su trabajo. Incluso cuando comenzó a hablar de la inseguridad en Lanús, confundió nombres de barrios y calles del propio distrito que pretende gobernar.

Lejos de las necesidades de los vecinos de Lanús, Julián Álvarez fue acusado de llevar adelante una campaña electoral vacía de contenido, limitada a mostrarse con cuánto funcionario público fuera posible, incluyendo ministros e intendentes y hasta referentes de La Campora. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Lanús, Néstor Grindetti, Julián Álvarez

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!