Martes 19.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de septiembre de 2021 | Nacionales

Otra vez

El cuento de nunca acabar: El “albertismo” quiere frenar a Manzur

Juan Manzur aterrizó en el gobierno nacional para sacar las papas del fuego de una gestión que se había convertido en objeto de burla y descrédito. Sólo un par de días le bastaron para modificar esa imagen, fortaleciendo la institucionalidad argentina.

Sin embargo, en la conducción del Frente de Todos parecen dispuestos a aprobar cualquier cosa menos el éxito. El súbito encumbramiento de Manzur encendió las alarmas en las cercanías de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner. Sobre todo porque quienes eran presidenciables para 2023 quedaron devaluados con el resultado de las PASO, y el jefe de Gabinete salió a “comerse la cancha” de entrada.

Juan (Manzur) es un turco pícaro y ambicioso, pero está corriendo un riesgo demasiado alto”, advierte un gobernador histórico del PJ, quien conoce por experiencia propia la escasa tolerancia de la dupla presidencial con quienes podrían hacerle sombra.

Y es que Manzur arrancó su gestión como jefe de Gabinete poniendo quinta. Prácticamente lo corrió de escena al jefe de estado, hizo el anuncio del “fin de la cuarentena”, les da órdenes a los ministros y anunció que va encabezar reuniones de gabinete todas las semanas. Frente a tal derroche de actividad y de competencia, las diferencias con su antecesor, Santiago Cafiero, son gigantescas. Claramente, no es un improvisado.

Su agenda es inagotable. Este miércoles recibió a su par bonaerense, Martín Insaurralde, en la Casa de Gobierno, para ponerse en sintonía tras el desembarco de ambos en la administración. El encuentro fue para “ordenar y planificar el trabajo conjunto entre el gobierno nacional y provincial con el objetivo de fortalecer las políticas de producción y creación de empleo”, consignó el parte oficial de la provincia.

En el entorno del presidente hay inquietud e incomodidad, porque en pocas horas Manzur le intervino el Gobierno y no desmiente sus pretensiones presidenciales. Tampoco les agrada la estrategia del jefe de Gabinete de excluir o reducir sustancialmente las apariciones públicas el presidente de la campaña electoral.

“A Alberto podés descalificarlo o ridiculizarlo. Lo que no acepta es que le saquen el micrófono. Su adicción mediática es su talón de Aquiles”, confía alguien de su propio entorno.

El nuevo jefe de Gabinete quiere “implementarle más peronismo” al gobierno nacional, y similar objetivo comparten Aníbal Fernández y la mayoría de los gobernadores e intendentes del conurbano. No es secreto para nadie que todo el universo peronista siente mucha más empatía y confianza hacia Juan Manzur que hacia el volátil Alberto Fernández o la soberbia despectiva de Cristina Kirchner. Sin embargo, varios son los que temen que haya mostrado demasiado rápido su juego y termine eyectado.

“Es un salto sin red para semejante apuesta y seguramente se gane enemigos”, afirma otro gobernador norteño.

Si bien desde el entorno presidencial ya han comenzado a hacer circular las críticas, hasta ahora hay una especie de silencio de radio en el de la vicepresidenta. Una hipótesis plausible es que esa actitud corresponde a una estrategia para responsabilizarlo en caso de que los resultados de noviembre no sean mejores que los de las PASO. La otra, que la jefa ya haya decidido su partida del Frente de Todos en caso de una nueva catástrofe electoral, por lo que poco le importa la consolidación de Manzur dentro de un gobierno del que ya no se considera formando parte. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!