Martes 19.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de octubre de 2021 | Provincia

Pensando en las generales

El nuevo juego de los roles en Juntos

Ya se bajó la bandera de largada. Las primeras vueltas de circuito ya no son de reconocimiento, sino de competencia plena. En juntos, ya asomó el trinomio Santilli. Ocaña y Manes para jugar el desafío de la verdad en las elecciones, el que determinará la cantidad de diputados nacionales que se sentarán en el recinto en nombre de la coalición.

La provincia aporta muchos representantes sobre el total a nivel nacional y los candidatos están muy conscientes de ello. Con un aporte nutrido desde Juntos se alcanzará que el oficialismo no llegue al quórum y lograr, con ello, el mentado contrapoder o equilibrio desde la cámara baja.

En este contexto se lanzó la campaña en el Tigre. Territorio interesante que seleccionó el comando de campaña a cargo del intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Se trata de un emblemático distrito de la primera sección electoral donde la coalición ganó y que siempre se referencia con uno de los socios del Frente de Todos como Sergio Massa. Donde el primer objetivo que aparece es hablarle al ciudadano desencantado con el oficialismo y, específicamente, a la franja del votante menos ligado al cristinismo puro. Ese porcentaje está incluido en el famoso 8 o 9 por ciento que no es cautivo de nadie y que pretenden conquistar las principales fuerzas que se miran de reojo separados por la grieta.

En su primera incursión de campaña y en este acto, la tríada de los candidatos ya dio su primer examen para el operativo “retención y ampliación” en su acepción o utilización más amplia, instalando la futura votación como una suerte de cruzada donde son ellos los portadores del voto “útil”.  Si el oficialismo cosecha un 60 a 65 por ciento por ciento de rechazo en las urnas, pero aún así gana, no habrá nada que festejar por el lado de la principal alianza opositora.

Es por eso que se viene un operativo de complementación entre sendas fuerzas que participaron en las primarias de Juntos, para ofrecer una “opción sustentable, creíble y que vehiculice las pasiones del freno y equilibrio contra el populismo”, como dijo un dirigente del radicalismo del interior.

DIVISIONES Y COMPLEMENTOS

Algo de ese eje discursivo pudo verse en el acto de parque Albardón en Tigre. Se percibió una división del trabajo que implicó la asignación de diferentes roles en la puesta en escena. Con Graciela Ocaña compilando y sintetizando algunos granos del racimo de denuncias de corrupción y demagogia contra el kirchnerismo. Con Facundo Manes haciendo una curiosa asignación de sentido sobre el deber ser de una suerte de nuevo proyecto de nación con inclusión e integración. Y con Diego Santilli haciendo una síntesis de ambos, aportando el sentido más inmediato de la agenda propuesta para esta campaña que implica más educación, más trabajo y más seguridad.

Tal división y complementación no fue fácil. Al parecer, no llevó mucho tiempo de preparación y diálogo entre los principales actores. Y así lo admitieron en cercanías de los candidatos.

En el círculo íntimo de Santilli respiran con tranquilidad y sienten plena satisfacción por el aporte de Manes. Le evita al aún vicejefe de Gobierno porteño que se esfuerce en la dimensión pedagógica de la propuesta. También le delegó un poco al galeno el discurso dirigido a los líderes de opinión y a la franja etaria de adultos mayores que votarán pensando en hijos y nietos.

Eso se interpretó en el lanzamiento respecto de Manes. Quien verbalizó una construcción apelativa hacia la sensibilidad social y familiar. ¿De qué otra manera pensar el discurso de Facundo cuando invita a sentir al niño con hambre en Quilmes como un hijo y al desocupado de Pergamino como un hermano? Se preguntaban muchos militantes al terminar el mitin inicial de campaña.

Estuvo ausente sin aviso o al menos no estuvo tan evidente la faceta más rebelde que tuvo el neurocientífico en la etapa de primarias y que le rindió muy buenos frutos. Aquella que apelaba a la bronca contra la clase política en general. Obviamente, lo hacía en una etapa en la cual él podía hacer gala de su condición de “novato” con vocación de servicio para desarrollar sueños originales para plasmar en innovadores proyectos con su sello propio.   

No fueron pocos los consultados que señalaron que, con adaptaciones, ese mensaje quedará latente para recorridas de Manes en territorios donde la opción que encabezaba en las primarias Dar El Paso haya ganado y sea entonces la cara más amigable de la coalición. Se trata de un vasto territorio del interior. Incluso esa estrategia discursiva le servirá, dicen, en aquellos distritos que arrojó una interna pareja o en zonas específicas donde se perciban sujetos colectivos específicos permeables a su propuesta personal. En ese caso se piensa a un Manes en plena interacción con el mundo de los profesionales y con el universo educativo y docente en general.

Con la división de roles y adaptación de cada candidato a las estrategias, comenzó la etapa más importante del año electoral de la coalición opositora. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!