Lunes 18.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de octubre de 2021 | Municipales

Tigre

Un desarrollo multimillonario pone en el tapete a Julio Zamora

Se trata de un proyecto inmobiliario fuera de código y rechazado por el Concejo Deliberante de Tigre, que fue aprobado a través de un decreto por el intendente Julio Zamora. ¿Intereses privados?

“Un poco de Miami en el Gran Buenos Aires”, se titula la nota de la revista ARQ de Clarín. En la misma se anuncia el negocio de Brickell Tigre, un desarrollo de usos mixtos que se ubicará al final del Ramal Tigre.

El emprendimiento consta de dos torres, una de viviendas y otra de hotel, más una planta baja comercial y un subsuelo de cocheras. La construcción comenzó en diciembre de 2019 y la entrega está prevista para fines de 2022.

Este proyecto, de los desarrolladores Brickell Developers, hace caso omiso a cualquier indicador urbanístico que le corresponde según la zonificación en la que se encuentra por código. La misma es Zona Residencial Semiurbanizada, la palabra lo dice: una zona que solía ser tranquila, de edificios bajos y calles transitables.

El proyecto tendrá 27 mil metros cuando por código pueden construirse alrededor de 6 mil. Además, con la altura de 12 metros que indica la zona se pueden hacer cuatro pisos. Es por eso que muchos se preguntan cómo es posible que se haya aprobado un proyecto de diecinueve pisos más un basamento de centro comercial que incluye desde bancos hasta un McDonalds.

Son quince pisos más de lo permitido. Son dos torres. Son 230 autos. Son toneladas de residuos que se generarán. Es infraestructura que no da abasto. Es pasar por sobre el código, decretos y ordenanzas. Es continuar transformando un Tigre que solía ser tranquilo. El proyecto se aprobó mediante decreto número 754, firmado directamente por el intendente Julio Zamora, pasando por sobre el Concejo Deliberante local.

La iniciativa generó todo tipos de cuestionamientos dentro de la ciudad: “¿Cómo es posible que exista un código que regula estas construcciones para todo el mundo, para el vecino común, pero no para desarrolladores e inversores que vienen de otro lugar a hacer lo que les plazca?”. Y: “¿Cómo es posible que se sigan fomentando edificios de tal magnitud, donde ya el tránsito vehicular es un problema gravísimo y la infraestructura no está adecuada a la densidad poblacional actual?”.

No sin razones, a los vecinos de Tigre solo les queda suponer que, si el intendente dio el visto bueno a semejante monstruosidad, haber sido a cambio de algo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!