Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de octubre de 2021 | Interior

Homicidio y polémica

Un crimen en Chaco destapó un escándalo de corrupción en un hogar subsidiado por Capitanich

A partir de la polémica iniciada por el asesinato de Evelin Franco, por el que fue condenada su pareja Daiana Álvarez a través de un juicio por jurados, las acusaciones alcanzaron al refugio “Madres del Sol”, dirigido por la multidenunciada Norma Almirón.

En la fatídica noche del 27 de julio de 2019, la policía encontró el cuerpo de Evelin Franco en su casa, ante el pedido de su pareja, Daiana Álvarez, de llamar a una ambulancia porque la habría encontrado desvanecida. A pesar de la atención brindada por el personal médico, Franco falleció. Las pericias de rigor del gabinete científico del poder judicial determinaron que se trató de una “muerte dudosa”, por lo que se inició la investigación correspondiente.

El 6 de septiembre de este año se dio inicio a un juicio por jurados, que determinó en la mañana del 4 de octubre que la culpable era la propia Daiana Álvarez, quien habría asfixiado a su pareja. Sin embargo, numerosos grupos de personas comenzaron a denunciar en las redes sociales complicidad del poder político y judicial de la provincia, asegurando que Álvarez era inocente. Las acusaciones cruzadas alcanzaron al hogar “Madres del Sol”, que dirige la polémica Norma Almirón, quien ya tiene varias denuncias en su contra.

El refugio “Madres del Sol”, de la localidad chaqueña de Barranqueras, es un hogar que tiene como supuesto objetivo proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y lograr que éstas desarrollen ingresos para no tener la necesidad económica de vivir con su agresor. Sin embargo, el grueso caudal de denuncias acumuladas contra su directora, Norma Almirón, muestran una cara completamente opuesta.

En el espacio -creado con fondos de la provincia del Chaco y subsidiado y respaldado políticamente por el gobernador Jorge Capitanich- intervienen esposas de políticos de la región, funcionarios y policías. Tuvo numerosas acusaciones, entre ellas la de organizar fiestas sexuales con las refugiadas y proteger hombres prófugos de la Justicia, justamente, por violencia de género.

Uno de los casos que sembraron la mala fama del hogar tuvo que ver con Araceli, una mujer que denunció en reiteradas ocasiones a su agresor, quien mientras era buscado por las autoridades, éste se encontraba refugiado en el hogar Madres del Sol recibiendo asesoría legal hasta que se entregó.

De acuerdo a la polémica iniciada en la localidad de Barranqueras a partir del crimen de Franco, la víctima habría intentado suicidarse en numerosas ocasiones por el rechazo recibido de parte de su círculo íntimo a causa de su orientación sexual. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!