Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de octubre de 2021 | Legislativas

Estrategia post electoral

El futuro control de la Cámara de Diputados divide a JxC

Pablo Tonelli, el principal referente macrista en materia judicial, calificó de "inoportuna" la ofensiva que inició Elisa Carrió y a la que se sumaron María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich de arrebatar la presidencia de la Cámara de Diputados al Frente de Todos en caso de repetir en noviembre los resultados de las PASO.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Tonelli, referente de la línea "dura" del Pro en material judicial e integrante del Consejo de la Magistratura, se opuso a la estrategia de arrebatar el control de la Cámara, argumentando que la tradición reconoce que es el oficialismo quien tiene la presidencia, ya que se trata de un cargo que está en la línea de sucesión presidencial. Es decir, utilizó el mismo argumento al que apeló el Frente de Todos.  

"La verdad es que a mí no me atrae mucho la idea de quitarle la presidencia al oficialismo. La tradición legislativa es que la presidencia de la Cámara la tenga el oficialismo”. Tonelli desaprobó también el momento elegido para plantear el tema, cuando todavía falta un mes para las elecciones. 

"Por lo pronto me parece inoportuna. Primero hay que esperar el resultado de las elecciones y ver cómo queda conformada la Cámara. Recién ahí se podrá plantear el tema de la Presidencia”, enfatizó. El operador judicial macrista señaló que "tendría que encontrar razones" que "en este momento" no advierte para "pensar en una solución distinta". "Por ahora me parece prematuro”, concluyó.

Hay tres razones que traban la iniciativa de Carrió, Vidal y Bullrich.

La primera es que además de lo que indica la tradición legislativa, el Frente Para la Victoria y luego Unidad Ciudadana le respetó a Emilio Monzó ese lugar a pesar de que no tenían la mayoría.

La segunda, que aunque JxC repita -o, incluso, mejore- el resultado de las PASO, debería contar con el apoyo del radicalismo y de otras otras fuerzas provinciales para alcanzar ese objetivo, lo cual parece difícil de concretar.

La tercera –y tal vez la más importante- es que la oposición más dura no quiere aparecer involucrada con las decisiones que tome el gobierno nacional, como sería visualizada en caso de tomar el control de la ámara de Diputados.

Quieren que el gobierno se hunda solo y que se vea obligado a salir en helicóptero, o bien aceptar un acuerdo de gobernabilidad infamante. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!