Miércoles 05.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de octubre de 2021 | Nacionales

Estafa

Our Ranch, la app que prometía ganancias con “vacas virtuales” y acumula cientos de estafados

La aplicación se presentaba como una red de inversiones agrícolas que ofrecía la posibilidad de destinar dinero en vacas que crecen en Australia, con la promesa de ganar hasta 20 mil pesos semanales para los asociados. Hoy son cientos los estafados que han perdido hasta un millón de pesos, y apuntan a una pareja de mendocinos como los responsables.

“¿Qué harías con 20 mil pesos semanales? Nuestros usuarios ya ganaron eso y mucho más… ¿Vos te prendés?”. Bajo esta consigna, la aplicación Our Ranch intentaba captar la atención de futuros socios o, mejor dicho, estafados. Resulta que no paran de aumentar la cantidad de testimonios de los damnificados, quienes aseguran “haber invertido” en las “vacas virtuales australianas”, pero que desde septiembre pasado no han logrado retirar el dinero de sus cuentas, en otro caso más de las denominadas estafas piramidales.

Lo cierto es que la firma, cuya sede figuraba en Colorado (Estados Unidos) pero curiosamente en la web su teléfono era de Mendoza (261-252-3308), no aclaraba cómo era el mecanismo para calcular los ingresos de los inversores. Ante esta variable desconocida, desde la app incentivaban a sus suscriptores para sumar más gente al sistema con comisiones que iban del 5 al 10 por ciento. Además, en el sitio de la compañía se caracterizaba la red como “peer to peer (p2p)”, es decir que el dinero va directamente del inversor al criancero.


Our Ranch, acusada de múltiples estafas. 

En cuanto a sus orígenes, en la web destacaban: “Our Ranch se fundó en el año 2015, llego a Argentina en el año 2020 y se ha convertido en un administrador de inversiones líder en Argentina y el mundo. Desde su establecimiento, han invertido y se han asociado con una serie de empresas conocidas líderes en su campo. Cuando de invertir se trata, no dudes en acercarte a nuestra compañía. De hecho, cuanto antes nos conozcas, mejor”. Sin embargo, no tardaron en aparecer los estafados en diferentes partes del país, desde Buenos Aires hasta Mendoza, Catamarca o Rosario, por mencionar algunas zonas con mayor caudal de damnificados.

Uno de ellos, Ernesto Cicconi, radicado en la ciudad santafesina, dialogó con REALPOLITIK y contó su experiencia personal. “Llegué a la aplicación por un amigo: me dijo que, adoptando vacas, tenías mucha ganancia; me interesó y entonces me suscribí. Tenías vacas en las que invertías un día y ganabas 1,5 por ciento, otras de cinco días que te daban un poco más, y con las de un mes que cobrabas un 70 por ciento más”, relató. 

“Te daban una cuenta para transferir la plata que querías y en la app te aparecía el monto para que adoptes las vacas. Hubo gente que puso hasta un millón de pesos y perdió todo; yo gasté 11 mil pesos”, señaló. Y agregó: “Invertíamos en pesos y se transformaban en dólares virtuales. Estaba todo muy bien organizado, parecía real: tenías asesores y grupos de WhatsApp donde te informaban. Yo entré hace un mes y medio, pero había otros que estaban desde hacía cinco meses”.

Con respecto a la gestación del conflicto, explicó: “En septiembre ya no podías retirar más plata o transferir a tu cuenta. Los administradores decían que el problema era de los bancos, que no aceptaban transferencias”. En esta línea, continuó: “Igualmente, nos decían que el 15 de octubre se iba a normalizar todo, y no pasó nada. De hecho, los administradores desaparecieron y hasta sus fotos de perfil tampoco aparecen”. En torno a la cantidad de involucrados, aclaró que son “un montonazo” que tienen un grupo de WhatsApp con 280 personas, aunque no pueden ingresar más “por el límite de usuarios”.

LOS APUNTADOS COMO RESPONSABLES

En cuanto a los presuntos estafadores, la mayoría de los perjudicados sindican como culpables del timo a una pareja de mendocinos: Estefanía Ingrid Terán y Jorge Emilio Corriols. Al respecto, Cicconi opinó: “Terán supuestamente era la encargada de todo en Argentina; nosotros hablamos con ella y dijo que no sabía que era un curro. También contó que fue otra de las damnificadas, pero se reía de todo”. Y añadió: “Ella sostiene que fue embaucada por unos chinos y que por eso ahora le apuntan a ella. Si bien insiste en que no tiene nada que ver, creo que va a tener que presentarse a la Justicia”.

Por otra parte, REALPOLITIK accedió a la información bancaria de Terán en la que se destaca una situación “irrecuperable”, según la central de deudores del BCRA. Son 188 mil millones de pesos que adeuda, de los cuales 95,7 son a corto plazo (próximos doce meses) y 92,3 a largo plazo (excede los doce meses). En tanto, el portal de noticias Mendoza Today realizó una cobertura de la estafa piramidal y su director periodístico, Christian Sanz, asegura que Terán y Corriols intentaron “ensuciarme con delitos gravísimos, como la pedofilia, el secuestro de menores y otras barrabasadas”.

A todo esto, el también director del periódico Tribuna de Periodistas difundió expedientes que “complican” a Terán, entre los que se halla uno en el que aparece condenada por “falsa denuncia” dado que “quiso escrachar al cantante de Bela Lugosi”. Además, acusó a la mendocina por “no cumplir con sus obligaciones laborales y comerciales” y hasta de comercializar “un complemento dietario a base de la hormona que la mujer produce durante el embarazo”, lo que catalogó de “prohibido” porque “genera esterilidad en el hombre”.

LA DEFENSA DE TERÁN

En su cuenta de Facebook, la principal sospechada de la estafa piramidal se defendió de las acusaciones en su contra. “Yo me registré en la app en abril y comencé a usarla en junio, como no me convencía hice un video en YouTube advirtiendo a la gente que no la usara. Por este video fue que me contactaron los dueños para pelear y pedirme que lo baje, peleando y peleando (…) llegaron a ofrecerme trabajo diseñando algunos flyers y publicidades”, comentó acerca del origen de su vínculo con la supuesta empresa.

“Como a esto me dedico y de esto vivo, empecé a trabajar con ellos. Después me pidieron diseñar la página ourranch.center con la historia de la empresa, etcétera (por eso figuraba mi número). Para ese entonces ya éramos varios los que trabajábamos en publicidad, tanto en Mendoza como en otras provincias”, dijo. Y amplió: “Tanto yo como el resto de las personas que prestaban sus servicios nunca tuvimos acceso al dinero de nadie ni recibimos grandes cantidades, la mayor parte de nuestros sueldos la invertimos en la app con la ilusión de multiplicarlos (ya que nos pagaban por la app) por lo que nuestras cuentas no han recibido transferencias significativas”.

“Luego pasó lo que todos sabemos, empezaron a demorar los pagos y nos prometían que lo iban a solucionar. Hasta que un día no nos respondieron más y apagaron los teléfonos”, agregó. Finalmente, cargó contra dos personas en particular: “¿De dónde viene que yo soy la dueña y me quedé con todo el dinero? De un pobre tipo llamado Martín Rumbo (está siendo demandado por calumnias e injurias y por incitar públicamente a la violencia, instigar a cometer el delito de falsa denuncia y por violencia de género simbólica) junto a su amigo Christian Sanz que tiene problemas personales conmigo y comenzó a difamarme en su diario online para tapar sus mugres. La mayoría de la gente se ha dado cuenta de esto, pero siempre hay dos o tres cavernícolas que se llevan por lo que leen y me mandan insultos y amenazas”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Christian Sanz, Ernesto Cicconi, Our Ranch, Estefanía Ingrid Terán, Jorge Emilio Corriols

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!