Domingo 02.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
31 de octubre de 2021 | Nacionales

Máximo versus Georgieva

Se acentúa la grieta en el gobierno ante el acuerdo con el FMI

Claramente la coherencia interna no es una virtud de este gobierno. Este sábado, mientras que Alberto se reunía con Georgieva, Máximo salió a pegarle al FMI en una entrevista.

"Necesita un cambio de mirada”, aseguró el jefe de La Cámpora. Y exigió que el FMI salga de las reglas habituales para negociar, como ya violó sus estatutos para asignarle un crédito inédito a Mauricio Macri.

"La Argentina necesita tiempo para afrontar la enorme deuda que contrajo Macri y además dilapidó. Necesitamos un cambio de mirada del Fondo Monetario para contar con la mayor cantidad de tiempo posible y pueden alejarse un poco de reglas porque a la hora de prestar no cumplieron con las mismas", sostuvo el jefe del bloque oficialista durante una entrevista con “Taty” Almeyda en radio El Destape, del periodista Roberto Navarro

La negociación con el FMI parecía cerrada hace dos meses, y en Economía reconocían informalmente un acuerdo para pagar en diez años, el plazo máximo que fija el organismo, y negociaban una baja de las tasas de interés. Pero las cosas cambiaron: no se avanzó en la reducción de tasas, y la exigencia de un plan de ajuste severo que garantice la capacidad de pago de nuestro país se volvió la principal precondición del organismo de crédito.

Siguiendo las instrucciones de Cristina, el presidente responsabilizó al FMI de la grave situación argentina durante su discurso en el G20. Después se reunió media hora con Kirstalina Georgieva, y publicó en su cuenta de Twitter que se había avanzado en "negociaciones que nos permitan salir del lugar social y económicamente insostenible en donde el gobierno que me precedió dejó a nuestra amada Argentina. Negociar con firmeza es recuperar soberanía". 

En simultáneo Máximo le ponía condiciones a la negociación y al ministro Guzmán.

"Cuando se ponen tan reglamentistas uno piensa que hubiera sido bueno que lo hicieran a la hora de prestarle plata a la Argentina. Tenemos que dar la discusión con la mayor de las madureces, y es importante saber qué piensa la otra fuerza política mayoritaria, porque no solo son parte activa de la realidad argentina, sino que fueron ellos quienes tomaron esta deuda". 

"Cuando hablamos de desendeudamiento tenemos que entender qué implica esto. Un país desendeudado como el del 2005 permite generar políticas que mejoren la calidad de vida, invertir en educación pública, en salud, en viviendas, en cloacas, agua”, puntualizó Máximo.

Y enfatizó: "El desendeudamiento permite generar inversiones y esto impacta en todos los sectores, incluidas las capas medias que necesitan desarrollarse, acceder a educación, salud y transporte de mejor calidad. La inversión del estado no va a un solo sector como se pretende a veces instalar, lo que se hace es administrar y se privilegian las urgencias en función de lograr un desarrollo más armónico de la sociedad". 

"Necesitamos que la sociedad se involucre positivamente en el destino de su país que no es más que el destino propio", concluyó Máximo

Todo esto sucedía un día después de que el FMI hiciera gravísimas acusaciones contra la “seriedad” de nuestro país, y que el nuevo embajador norteamericano descalificara a la Argentina y planteara un verdadero ultimátum, exigiendo la presentación de un plan a gusto del FMI y el alineamiento de nuestro país con la política exterior de los EEUU.

Total normalidad. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Máximo Kirchner, Roberto Navarro, Mauricio Macri

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!