Domingo 03.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de noviembre de 2021 | Municipales

Crece la preocupación por las tomas

En La Plata, la lista K sale a respaldar el negocio de las usurpaciones

El primer candidato a concejal del Frente de Todos de La Plata, Luis Arias, salió a respaldar las tomas de tierras que no paran de crecer en la región. Aumenta el malestar y la preocupación de los vecinos por nuevas usurpaciones en terrenos particulares. 

Una vez más las tomas de terrenos alteraron a los vecinos de la zona norte de la ciudad, cuando un grupo de treinta personas buscaron usurpar terrenos de 426 entre 137 y 138, de la localidad de Villa Elisa. Esta situación despertó el malestar y alerta de los vecinos de la zona quienes responsabilizaron al primer candidato del Frente de Todos, Luis Arias, por estar apañando las usurpaciones y promover mediante punteros políticos la avanzada de estas “mafias” que atentan contra la propiedad privada. 

“El kirchnerismo está buscando sumar votos y movilizan a punteros políticos con promesas de entregarles tierras a cambio del apoyo político para la elección”, advirtieron desde el frente Juntos de La Plata, donde ya anticiparon que se iniciarán acciones legales para que se investigue la complicidad del Frente de Todos detrás de las usurpaciones. 

Al mismo tiempo recordaron que Luis Arias, el candidato a primer concejal de la lista, ya respaldó las usurpaciones de Abasto y Los Hornos, donde en el ex Club de Planeadores se conformó la mega toma más grande de la provincia de Buenos Aires.


Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

Postales de la toma frustrada de Villa Elisa.

LARROQUE, LA MANO INVISIBLE

La práctica de utilizar palos para reservar el terreno y luego ir avanzando en construcciones más sólidas es un modus operandi ya instalado en la capital bonaerense. Detrás se encuentra la mano invisible del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, quien inclusive ha defendido públicamente y en forma continua todo tipo de tomas, incluyendo la que tiene lugar en Los Hornos. El nexo que lo hace posible es Rubén Pascolini, subsecretario de Hábitat de la Comunidad.

La acusación no es casualidad.


Al fondo, la toma de Los Hornos, ya instalada a pesar de la polémica inicial, en zonas inundables.

Durante los últimos dos años, en La Plata hubo un total de 75 intentos de tomas de tierras. Llamativamente, en los cuatro años de gestión de María Eugenia Vidal, apenas se registraron seis casos.

Con el kirchnerismo, la usurpación se convirtió en un hábito que permite financiar a las organizaciones sociales y los punteros políticos. De hecho, vale recordar que, durante la toma de Los Hornos, los terrenos se vendían abiertamente a través de las redes sociales.

LA OPINIÓN DE ARIAS

La acusación que recae sobre la figura de Luis Arias tampoco es casualidad. Como se recordará, un hecho paradigmático tuvo lugar durante el gobierno de Daniel Scioli, en la toma de tierras de Abasto del año 2015.

En aquel entonces, el vicegobernador Gabriel Mariotto avanzó en la Legislatura con un proyecto de expropiación de tierras en tiempo récord. Esto fue posible gracias al aval de Luis Arias y Emilio Lopez Muntaner, otrora legislador del Movimiento Evita. El objetivo fue entregarles las tierras a los usurpadores: un predio ocupado en 520 y 214. Luego de sancionarse la ley, la gente se quedó con los terrenos pero el estado jamás hizo las obras de urbanización que prometió.

A comienzos de septiembre de 2020, el primer candidato a concejal del Frente de Todos de La Plata, Luis Arias, realizó una de sus defensas más fervorosas en favor de los okupas. 

“Desde el punto de vista jurídico hay cierto discurso represivo, todo es delito. Sólo hay delito cuando una toma de tierra es violenta y hay desposesión, si es una tierra que no está cercada, si no hay signos evidentes de que hay un acto posesorio y se toma a plena luz del día, pacíficamente, no es delito, es tomar posesión, tiene consecuencias civiles y jurídicas. Esto no quiere decir que el propietario no tenga derecho a reclamar, sí lo tiene, pero en el ámbito civil, no en el penal".

"Hay una cláusula en el Código Procesal Penal que le permite a los jueces penales hacer desalojos, cosa que no debería ocurrir: los jueces penales están para condenar delitos, no para hacer desalojos, pero todo va por la vía penal para ir más rápido. Está atravesado por prejuicios sociales, sino no se explica cómo hay muchas otras ocupaciones que no son consideradas como ilícitos. Apliquemos la misma vara para todos, la ocupación de tierras en Argentina ha sido un constante por los grandes terratenientes, tienen miles de hectáreas y las han conseguido por ocupación, despojando a los pueblos originarios. Tampoco se hace nada con los sojeros que siembran soja a la vera de la ruta: imaginensé si ponen casillas de chapa", arengó.

Y concluyó: "Lo que hay es una gran aporofobia, odio a los pobres, lo que molesta es la pobreza, no la ocupación de la tierra, la gente no quiere tener pobres cerca de su casa: esto es un problema social, no jurídico. El odio, el fascismo social, hace que asocien a los pobres con la inseguridad. La ocupación de tierras es el único modo de acceder a la tierra que tienen, el derecho a la vivienda es una condición necesaria para que se conciban otros derechos, como el derecho a la salud”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!