Miércoles 08.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de noviembre de 2021 | Gremiales

“Se quedan con todo”

Kinesiólogos bonaerenses, en pie de guerra contra las obras sociales por honorarios “miserables”

Un abultado número de profesionales de la kinesiología firmó un petitorio reclamando contra las condiciones laborales a las que son sometidos por las obras sociales y el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires que preside Juan Felipe Orta.

El comunicado, da inicio haciendo referencia a la dura realidad que viven los profesionales de esta rama de la medicina: “Somos muchos los profesionales dedicados con vocación a esta hermosa carrera la kinesiología y fisiatría, algunos con más de veinte años de profesión, con especialidades de por medio y hasta doctorados, otros que son la nueva generación y recién comienzan, se encuentran con esta triste realidad que nos invade de impotencia”.

“Vemos una enorme corrupción e injusticia con las obras sociales, que nos quieren ofrecer en algunos lugares que trabajemos por 90 pesos por cada paciente y explotarnos para que atendamos veinte pacientes en una hora”, explicaron. Y agregaron: “Necesitamos que mejoren el piso mínimo por paciente de 700 a 800 pesos. No tenemos ningún beneficio, ellos se llevan el 30 por ciento o más y a nosotros no nos alcanza para nada. Observamos que nuestro trabajo no es valorado como se debe”.

Luego, cargaron tintas contra la gestión de Juan Felipe Orta como presidente del Colegio de Kinesiólogos: “Nuestros representantes en la provincia de Buenos Aires nunca tomaron cartas en el asunto, durante la etapa de confinamiento fue un golpe duro, pero para exigirnos que paguemos la matrícula en tiempo y forma ahí aparecen. No tenemos ningún beneficio, las obras sociales hacen lo que quieren con nosotros y si no nos gusta, nos dicen que las dejemos”. “Los que bregan por nuestros valores nos fijaron un valor ético profesional, el cual sería para tener como referencia. Y los valores por los que pactan ellos, son por debajo de este. ¿Real? Sí. ¿Irracional? ¡Obvio!”, afirmaron.

Y siguieron: “Una de las obras sociales que más pacientes tiene es IOMA, en la cual nos ofrecen desde 335 pesos miserables a razón de atender pacientes como si fueran vacas en un matadero. Cada paciente merece ser atendido bien, por eso muchas veces tenemos que aguantar que nos digan: ‘Fui al masajista’ o al ‘kinesiólogo que me puso un aparatito’. Nuestro campo de la kinesiología es hermoso, pero está muy desvalorado”.

“¿Qué hacemos con todo esto? ¿Nos quedamos esperando a que suceda algún milagro? ¿A que en algún momento se dignen a regularizarlo? Les pedimos que tomen cartas en el asunto. Los comprometemos a todos para que podamos estar mejor. Por medio de este petitorio pedimos que se respete y se valore nuestro trabajo. Porque no nos exploten con horas de más y encima nos paguen tan poco. No somos técnicos. Somos profesionales de la salud que dedicamos tiempo y pasión para que cada paciente se rehabilite de la mejor forma y pueda reinsertarse en la vida social. Tenemos cinco años de formación y algunos más. Seguimos y queremos seguir capacitándonos, pero no es justo lo que nos pagan. Pedimos un aumento y mejora en los honorarios de todas las obras sociales, que se valore nuestro trabajo y nos paguen lo que corresponde”, concluyeron. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Salud, IOMA, Homero Giles, Juan Felipe Orta, Kinesiólogos

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!