Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de noviembre de 2021 | Pelota dividida

Entrevista REALPOLITIK.FM

La odisea de Nicolás Coscarelli, el campeón argentino de póker que falleció de COVID-19

El padre del reconocido jugador de póker platense, Nicolás Coscarelli, se acercó a los estudios de RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) para contar la traumática partida de su hijo tras sufrir coronavirus durante el comienzo de la pandemia.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Carlos Berón

"Me hubiera gustado venir por otra cosa y no por esta situación que estamos pasando", inició Alejo Coscarelli, que contó cómo fue el caso de su hijo: "Durante la pandemia perdí un hijo de una forma que realmente estamos muy dolidos por cómo lo han abandonado porque a él lo agarró en pleno colapso cuando explotaban los hospitales. Se había ido a vivir solo hace poco y tenía una oficina más que una casa, pero él ahí se quedaba y se dedicaba a lo que es el póker profesional, donde ha logrado ser campeón".

Asimismo, continuó: "Él se dedicaba a eso, de eso vivía y la verdad que le iba muy bien. Cuando empezó todo esto de la pandemia lo atendían por teléfono y lo escuchaban bien, le pedían que se quede encerrado y tranquilo, le decían que eran síntomas normales que ya iban a pasar. Pasaron tres o cuatro días donde seguíamos llamando, pero nunca mandaron una ambulancia y decidí cargarlo en el taxi y llevarlo al hospital policlínico".

En este sentido, prosiguió con su dolorosa historia: "Una vez en el hospital hicimos una larga fila y cuando llegó su turno le consultaron si había estado en contacto con alguien, si conocía a alguien cercano que lo rodeaba a él que había tenido COVID. Él explicó que sí, que un amigo había dado positivo, pero cuando se hizo el hisopo le dio negativo. Entonces, le dijeron que se vuelva a la casa, se aislé que ya se le iba a pasar sin hacerle ningún estudio o placa".

Y afirmó: "Uno, que es ignorante lamentablemente en la materia, no veía lo que estaba pasando y lo lleve nuevamente a su casa. Luego, me comuniqué con un médico amigo y ahí empezó con los medicamentos que le dieron en el hospital".

Finalmente, el joven pudo ser trasladado a un nosocomio tras pelear por su asistencia: "Nuevamente empezamos a llamar a la ambulancia que no venía y no venía, pasaron los días, hasta que logramos que venga y cuando el médico lo vio dos segundos le sintió los pulmones y dijo que había que internarlo, pero no le daban entrada en ningún lugar. A los 45 minutos o a la hora le dan entrada recién ahí en la guardia del hospital de Gonnet, a donde fuimos atrás de la ambulancia".

Sin embargo, parecía que la situación de Nicolás era verdaderamente complicada, más allá que el panorama por sus antecedentes parecía alentador: "En ese lugar fue que se le hizo una placa y cuando dan el resultado ven que tenía los dos pulmones súper tomados y me dijeron que estaba delicado, que iba a ser largo el proceso, pero que iba a salir adelante porque era joven y no tenía ninguna otra enfermedad".

Ante esto, Alejo Coscarelli detalló cómo siguió su tratamiento: "Empezó con oxígeno y a raíz de que yo me contacté con unos amigos de él que se ofrecieron a trasladarlo a una clínica privada y consultando con uno y otro médico me dicen de una eminencia que justamente era un amigo mío de la infancia con quien me contacté y enseguida vino a verme a La Plata".

Y el tratamiento se intensificó ante el avance de la enfermedad: "Ahí enseguida le consiguieron el casco, el mismo que había mostrado Lapegüe. Así empezó, él mandaba mensajes y nos decía que no iban médicos, ni enfermeros y estaba solo y así murió en soledad. Entre él, que ya no podía más, y los doctores decidieron que lo tenían que entubar y así estuvo 16 días sin una sola mejora".

"Nosotros no podíamos verlo, solo nos llamaban al mediodía, fue en pleno comienzo de la cuarentena donde explotó La Plata en ese momento", narró. E indignado, refirió: "Lo que te da impotencia es ver al que era ministro tomándose un vinito panza para arriba en otro país, el presidente festejando su cumpleaños y nosotros sin poder verlo, sin poder estar con él, acompañarlo. No íbamos a solucionar el problema, pero el estar con él hubiese sido una ayuda psicológica".

Finalmente, relató lo que sintió cuando se profanó el santuario de piedras que se había armado frente a la Casa Rosada en conmemoración a las víctimas de la pandemia: "Cuando arrancaron su foto en plaza de Mayo, diciendo que era todo mentira y vos estabas mirando desde tu casa lo que estaban haciendo te daba mucha impotencia, y a raíz de eso decidí recurrir a los medios. Por ahí me habrán visto por algún canal que estuve, pero por fuera de lo político, porque mi idea simplemente era que se sepa y nada más". (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Alejo Coscarelli, Nicolás Coscarelli

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!