Domingo 16.01.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de noviembre de 2021 | Nacionales

Papelón internacional

Tras las medidas oficiales, las agencias de turismo fueron a pérdida en el Black Friday

Los bancos reconocieron que sus sistemas informáticos no tienen parámetros para adecuarse a las nuevas decisiones de Alberto Fernández, por lo que las tarjetas comenzaron a rechazar incluso las compras para vuelos fronteras adentro del país.

Las medidas que el gobierno nacional dictaminó a través de la resolución del Banco Central de la República Argentina impactaron de lleno en el sector del turismo. Casualmente, se trata de uno de los más castigados por la pandemia y la posterior cuarentena impuesta por la gestión de Alberto Fernández.

En el momento en el que la gradual reapertura de fronteras comenzaba a reflotar la debilitada economía de las agencias de viajes, el gobierno nacional decidió prohibir el financiamiento en cuotas de los pasajes al exterior, del mismo modo que la hotelería y la gastronomía. Esta medida, sumada a la extrema devaluación del peso, hace virtualmente imposible para la enorme mayoría de la población al acceso a un ticket aéreo.

Durante los últimos años, las agencias apostaron fuerte a los llamados “Black Fridays”, cuando se venden paquetes turísticos, tickets aéreos y alojamientos a precios promocionales. Por lo general, se trata de jornadas en las que las empresas generan un volumen de ventas que, en contextos de crisis, “salvan el mes”. Sin embargo, esta ocasión fue la excepción.

Prácticamente no fue posible vender viajes o paquetes a ningún destino que se encuentre más allá de las fronteras del país. Este dato redujo preocupantemente la recaudación de las agencias, que motivó que incluso algunas decidan reducir el personal para este día en particular. La caída fue tan estrepitosa que no fueron pocos los que terminaron reportando pérdidas en el balance mensual.

Por otra parte, el gobierno falló en instrumentar adecuadamente la resolución, lo que provocó la creación de “rulos” para sortear las medidas del gobierno, que sólo agregaron aún más confusión a las agencias y a las entidades emisoras de tarjetas, que salieron a anular miles de compras en las últimas horas.

El caos fue completo. Según supo REALPOLITIK, las propias tarjetas de crédito y hasta reconocidas entidades bancarias aseguraron que “no se logra diferenciar a tiempo si los tickets son para vuelos internacionales o de cabotaje, por lo que se rechazan las operaciones”. No existen parámetros internacionales de los principales bancos del mundo que se adapten a las particularidades de las decisiones de Alberto Fernández, por lo que los sistemas informáticos actúan de forma errática.

Una vez más, los caprichos de un gobierno a la deriva y la falta de previsibilidad en las reglas impactan directamente en la rentabilidad de las pymes, que volvieron a ser las que pagaron los platos rotos de una gestión que no terminar de encontrar su camino. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!