Martes 28.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de noviembre de 2021 | Nacionales

Acuerdo con el FMI

Pablo Moyano pisa fuerte y le marca la cancha a Alberto Fernández

Pablo Moyano, flamante integrante del nuevo triunvirato de la CGT, salió a hablar de todo: la negociación con el FMI, los objetivos que se impuso la nueva conducción de la central obrera y el impulso de la oposición a las políticas de ajuste y eliminación de los derechos laborales.

Moyano salió a responder una nota publicada el sábado en La Nación, la que sostiene que el gobierno busca "blindar políticamente" el borrador del proyecto que presentará en el Congreso por las negociaciones con el FMI, a la que calificó de "muy mala leche". También se comprometió "ante millones de trabajadores y de los congresales que nos votaron, que va a ser una CGT que va a estar al lado de cada conflicto de los trabajadores".

Por este motivo, señaló que la CGT va a "rechazar cualquier intento de reforma laboral que pueda llevar la oposición y cualquier plan de ajuste que imponga el Fondo Monetario Internacional".

"Nosotros le damos todo el respaldo al gobierno nacional pero tampoco vamos a aceptar que el FMI venga con imposiciones para rebajar sueldos o cualquier política de achicar el estado o echar gente", enfatizó.  

Y continuó marcándole la cancha a Alberto Fernández: "Hoy tenemos un gobierno peronista, estamos convencidos que cualquier acuerdo que se lleve adelante con el Fondo Monetario no va a firmar esto".

Moyano denunció que "permanentemente los sectores de derecha, los empresarios y todos esos sectores que representan lo opuesto a los trabajadores vienen pregonando o reforma laboral o ajuste", y anticipó que se reunirán el miércoles con el ministro Martín Guzmán para tomar conocimiento de la marcha de las negociaciones con el FMI.

Pero inmediatamente aclaró: "Esto no quiere decir que vamos a avalar una política de ajuste.Confiamos que el gobierno no va a venir a aceptar las imposiciones del FMI", subrayó.

También disparó contra la nota publicada a mediados de la semana pasada en el diario Clarín, la cual afirma que en la comida que tuvo con el presidente se acordó la eliminación de la doble indemnización. E informó: "Primero que eso no se trató, ni se habló, para ir aclarando porque sino se empiezan a crear informaciones que nada tienen que ver con la realidad de esta nueva conducción".

Moyano destacó que "el presidente lo dijo públicamente el 17 de noviembre ante miles y miles de trabajadores, no va a hacer una cosa y firmar otra contra los trabajadores". disparó. Y reiteró su “confianza en el resultado de las negociaciones con el FMI”.

"Sabemos que nos dejaron una deuda monstruosa del gobierno de Macri y hoy esos tipos dan clase de que ellos en 5 minutos podrían arreglar la deuda. La verdad que son impresentables". sentenció. 

El flamante cosecretario de la central sindical denunció también que "hay un lobby total de las grandes empresas, de todos los medios de comunicación que representan a esos sectores y la gran mayoría de la oposición que hoy representan intereses que no tienen nada que ver con los trabajadores".

En lo referido a la participación de la oposición en el diálogo que propone el gobierno nacional, se expresó con ironía. "Si ellos son los campeones de la república y la democracia, con la situación que vive el mundo, ojalá que aquellos que se tratan de demócratas, en el llamado del presidente estén todos". 

El cosecretario general de la CGT comunicó además que si bien la central sindical aún no ha considerado la convocatoria a una movilización para apoyar el proyecto del oficialismo sobre la renegociación de la deuda tomada por Cambiemos, "vamos a ver la semana que viene después de la charla con el ministro las conclusiones que sacaremos". Y enfatizó: "Nosotros vamos a defender los convenios colectivos de trabajo, los salarios y todo lo que tenga que ver con los derechos de los trabajadores".

Y advirtió que: "Lo que si va a haber una gran movilización el día que asuman los diputados de la oposición y presenten el primer proyecto de bajar o eliminar las indemnizaciones".

El triunviro sindical destacó la excelente relación existente entre las CGT y los movimientos sociales, y señaló que “históricamente se construyó en la calle, en movilizaciones contra las políticas de la derecha”. Y anunció que la central obrera aprobó, "en la primera reunión, armar un observatorio o algún esquema para que ellos (los movimientos sociales) puedan participar, no dentro del Consejo Directivo, sino poder participar y traer políticas para poder ir achicando la cantidad de compañeros que no tienen trabajo". Y añadió: "En los próximos días van a seguir las reuniones para ir viendo cómo vamos aceitando las políticas y los proyectos que tienen ellos y los nuestros".

Moyano finalmente destacó que el objetivo de Alberto Fernández consiste en "regularizar la cantidad de trabajadores en negro y a aquellos compañeros que hoy cobran un plan y convertirlo en trabajo digno con recibo de sueldo y obra social", y que ese es también el compromiso "que asumió la CGT conjuntamente con los compañeros de los movimientos sociales, ir generando políticas para que Argentina, que de a poquito se está recuperando económicamente, pueda incorporar aquellos trabajadores informales al trabajo formal". 

Pablo Moyano no se calló nada. Le marcó la cancha al gobierno y a la oposición, definió la postura de la CGT respecto de la negociación con el FMI y los intentos de eliminación de los derechos laborales y abogó por la expansión del trabajo formal.

La segunda mitad de la presidencia de Alberto Fernández no será calma. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!