Martes 05.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de diciembre de 2021 | Nacionales

Echando chispas

Soria se reunió con la Corte Suprema, fue por lana y terminó esquilado

Martin Soria, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, tuvo un encuentro “institucional” con los cuatro integrantes de la Corte Suprema. En el cónclave, manifestó su “preocupación por la gravedad institucional a la que llegó la Justicia argentina en los últimos cinco años”.

Martín Soria fue recibido por los cuatro integrantes del máximo tribunal: su presidente, Horacio Rosatti, el vice Carlos Rosenkrantz, y los jueces Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. El encuentro fue reservado y sólo trascendió a través de las declaraciones que formuló a la salida el ministro, donde quedó en claro que no consiguió ninguna respuesta alentadora. Fue por lana y terminó esquilado

“Mantuve una reunión con la Corte Suprema. Expresé mi preocupación por la gravedad institucional a la que llegó la Justicia en los últimos cinco años, consecuencia directa de la mesa judicial que conformó el gobierno anterior para presionar jueces”, explicó Soria.

Luego hizo el habitual comentario sobre la realidad que caracteriza a este gobierno. No avanza en nada y prácticamente se limita a formular consideraciones generales, como si quienes tuvieran que tomar decisiones fuesen otros.

“Se conformó una mesa judicial del poder ejecutivo que influía ilegalmente en la administración de Justicia, se llevaban a cabo visitas obscenas entre funcionarios judiciales y las máximas autoridades del ejecutivo en la Casa Rosada y en la Quinta de Olivos, y se desplegó un sistema de espionaje ilegal con participación de jueces y fiscales inédito en nuestra historia”, analizó.

Soria también manifestó que objetó en la reunión el funcionamiento de la misma Corte que “retrasa durante años fallos de enorme trascendencia social”. Y no se privó de realizar su diagnóstico: “La propia Corte tiene una crisis de funcionamiento que atenta contra su legitimidad. Necesitamos una Justicia ágil, que trabaje de cara a la gente. Una Justicia que se ocupe de los problemas que les preocupan a todos los argentinos”.

Las declaraciones del ministro no agregaron nada a lo que es de dominio público. Por lo tanto, fueron una demostración de impotencia ante la imposibilidad que tiene este débil gobierno de marcarle el terreno a la Corte Suprema.

Horas más tarde, la Corte habló por sus fallos y le dio jaque mate, convalidando su fallo de 2015, que condenaba al gobierno nacional a pagarle 86.000 millones de pesos a la provincia de Santa Fe en concepto del 15 por ciento que Nación había retenido sobre el porcentaje de coparticipación que el Tesoro gira a las provincias.

Soria hubiera hecho mucho mejor en quedarse en su despacho. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!