Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de diciembre de 2021 | Municipales

San Vicente

Concejal de Juntos no juró porque estaba de vacaciones en Uruguay

El primer concejal de Juntos por el Cambio de San Vicente, Marcelo Raimondo, tenía que jurar ayer pero no pudo regresar al país. Se había ido de vacaciones a Uruguay y no lo dejaron pasar la frontera.

HORACIO DELGUY

por:
Mónica Galván

El viernes a las 8.00 en el Concejo Deliberante de San Vicente asumieron diecisiete de los dieciocho concejales porque el electo concejal había ido al vecino país a descansar de la ajetreada campaña. Cuando quiso volver, las autoridades del gobierno uruguayo le pidieron la prueba de PCR contra el COVID-19 y no la tenía.

El desliz le costó no llegar para la jura en medio del desconcierto de sus pares. Es que nadie sabía que estaba en el extranjero. Lejos de informar el inconveniente, Raimondo solo faltó y no dijo nada, ni siquiera sus compañeros de lista fueron informados.

Según parece, el camaleónico político sanvicentino dejó de hablar a propios y extraños tras ganar la elección de las PASO en la lista de Juntos liderada por Diego Santilli.

Raimondo venía de tropezar en el 2019 con el hombre de las sandalias con medias, Roberto Lavagna. Por el Partido Consenso Federal, el ahora concejal de Cambiemos se había presentado como candidato a intendente. "No juntó ni para los caramelos”, dicen.

Ya devenido “amarillo", consiguió un lugar de privilegio. Lo metieron primero en la lista del "Colorado" Santilli, seguido por la referente de la CC-Ari, Alejandra Izarriaga.

Los aires triunfalistas, según comentan, lo llevaron a "creérsela" y ya casi ni se habla con sus compañeros de lista. Por eso, durante el acto, cuando fue llamado para la jura, lo buscaron por el recinto del Concejo y no estaba. Raimondo ganó y cortó la comunicación. Apenas un asesor apodado "Calelo" Garat (aspirante a cargos en elecciones pasadas, sin suerte) es quien le maneja la agenda.

En su solitario derrotero político, el envalentonado Raimondo debe estar tramando algo más. Y se maneja. Falta a la jura del cargo por el que tanto peleó y no se reporta con sus pares.

Faltar a una jura es un error institucional grave y por lo menos un acto irrespetuoso para con sus votantes y militantes.

Aunque su ausencia irresponsable no cambia la dinámica de un Concejo Deliberante en retirada, al menos pone en análisis el comportamiento de los políticos y la política, tan descreída y vapuleada.

El miércoles, Raimondo deberá jurar pero solito. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!