Viernes 09.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de diciembre de 2021 | Campo

Los delincuentes ya fueron liberados

Por segunda vez en menos de un año, roban ganado en un campo de San Vicente

Natali Spala es una vecina nacida y criada en el distrito. Hace cinco años alquiló un campo de 30 hectáreas para la cría y venta de animales. Va por el segundo año consecutivo que le roban. “Otra vez me volvieron a robar todo”, se la escucha decir en un audio, entre lágrima.

HORACIO DELGUY

por:
Mónica Galván

“Me robaron todos los lechones, ovejas. Hay sangre por todos lados; rompieron la tranquera, se llevaron los boyeros. Les pido que me den una mano. No pueden vender cien lechones de la nada. Me rompo el alma trabajando. Todos los días voy al campo con mis dos hijos a laburar. Por favor les pido que me ayuden”, dice desesperada Natali Spala.

La joven tiene 27 años es técnica en producción agropecuaria y comisionista de hacienda. Junto a su marido alquiló el predio en la región rural de Once Bocas en San Vicente. Allí puso en marcha su emprendimiento, pero la inseguridad no da tregua. Los ladrones desmantelaron todo, le robaron buena parte del ganado ovino y porcino, gallinas, rompieron los perímetros y los boyeros solares y eléctricos.


En este estado dejaron los ladrones el terreno. 

El primer robo fue el 24 de noviembre del año pasado. Los cuatreros alzaron con sesenta lechones, vacas y boyeros. “Los detuvieron pero no recuperé nada y además, a los pocos días, los ladrones ya estaban en libertad”, recordó.

Ayer, en su perfil de Facebook, escribió: “Hoy 12 de diciembre siendo las 9.00 am aproximadamente, llegamos al campo y nos encontramos con la cadena de la tranquera partida. Se llevaron unos 97 cerdos. Se los llevaron faenados porque había sangre en todos lados”, contó.

Lejos del centro urbano, en pleno campo, los cuatreros tuvieron tiempo suficiente para manejarse a gusto en el establecimiento. Lo que no se pudieron llevar lo dejaron al azar, abriendo los cercos para que los animales escapen. “Todavía no puedo saber a ciencia cierta lo que falta”, dijo.

El municipio que dirige Nicolás Mantegazza tiene Patrulla Rural, pero la única camioneta no es suficiente para monitorear la extensa superficie de campo que tiene el distrito. “En la zona hay casos de inseguridad todo el tiempo”, contó Spala, Y añadió: “Se roban los boyeros, carnean con total impunidad. Nadie ve nada. Un solo móvil hay y no se los vio pasar en todo este tiempo. Está todo liberado”.

El domingo por la mañana, la joven y sus hijos llegaron al campo. “Nos encontramos con la hacienda desparramada, la mitad de las ovejas estaban encerradas en el corral pero faltan bastantes. Los chanchos grandes estaban sueltos, abrieron el gallinero, la huerta, se llevaron la garrafa, rompieron instalaciones, etcétera. Encontramos un lechón con un huevo en la cabeza, medio atontado, se ve que se les escapó. Se ve que primero les daban con un palo y después con el cuchillo”, describió.

El robo de la hacienda representa algo más de un millón de pesos. “El sacrificio de un año de trabajo, sin contar los meses de alquiler, la fortuna que gastamos en mano de obra y alimento y los gastos para ir y salir al campo a darles la ración”, se lamentó Spali. Es que, la familia no vive ahí donde está la hacienda; solo un sereno se encarga del cuidado de los animales y el campo.


Denuncia penal.

“Después de hacer la denuncia, estuvimos toda la tarde al rayo del sol tratando de arreglar algo. Cuando salí del campo a la tarde venía sola en la camioneta, me largué en llanto y se me vinieron todas las emociones juntas. La tristeza y el vacío que sentí. Y me pregunté: ¿Vale la pena volver mañana al campo?”, completó Spala. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Inseguridad, San Vicente, Natali Spala

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!