Viernes 07.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de diciembre de 2021 | Nacionales

Enojos y tensión

CFK quiere la cabeza de Soria tras su fallida negociación con la Corte

Cristina, una vez más, está enojada. El drástico fallo de la Corte Suprema de Justicia que modificó la integración del Consejo de la Magistratura la sacó de quicio. Y no tardó en identificar un responsable: el ministro de Justicia, Martín Soria, a quien acusa de haber fallado en el rosqueo político.

La decisión de la Corte profundiza la autonomía de Comodoro Py, hasta un nivel próximo a la independencia de los demás poderes republicanos. La decisión fue un nuevo cachetazo a la cara del gobierno nacional. Pese al enojo de la vicepresidenta, era utópico esperar una decisión diferente.

El fallo ha sido interpretado como un nuevo gesto de desafío de la Corte al gobierno nacional, y un anticipo de que seguirá marcándole la cancha e impugnando decisiones de un ejecutivo debilitado e irresoluto. 

En el albertismo, también en esta cuestión, piensan que Cristina ha perdido la dimensión de la realidad. “Ella no entiende que ya no tiene el poder de antes y ahora va a descargar su ira contra Alberto Fernández y su gobierno”, aseguran.

Para la vicepresidenta y su entorno, el fallo es consecuencia del fracaso del lobby implementado por el ministro de Justicia, Martín Soria, y de su predecesora, Marcela Losardo. “No tienen idea de cómo negociar con la Justicia”, sostienen. “No tuvo experticia para negociar, le fue mal en el encuentro que tuvo y en los contactos que mantuvo con ellos, y encima aceleró el contraataque de los supremos", es la opinión prevaleciente allí.

En el Instituto Patria están convencidos de que, nuevamente, “Alberto se quedó a mitad de camino cuando Cristina le pedía a un halcón que hiciera bien los deberes. No es un cargo para improvisados”. Y cuentan las horas hasta que Cristina salga a pedir públicamente la cabeza de Soria

En las proximidades de la presidencia la lectura es muy diferente. “Desde la cartera de Justicia nadie tiene herramientas suficientes como para condicionar al poder judicial”, aseguran, lo que se condice con una visión más desapasionada del tablero político. 

La única manera de quebrarle el brazo a la Jusiticia es a través del chantaje. “Eso sólo lo hacía Jaime Stiusso con el poder de la SIDE y su operador Javier Fernández”. Pero el gobierno no cuenta con recursos similares. 

Sólo resta saber en qué momento y cuánta presión está dispuesta a ejercer Cristina para reemplazar a Soria por su delfín, el subsecretario Juan Martín Mena, a quien pretendió hacer designar a la renuncia de Losardo, sin éxito. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández, Jaime Stiuso, Comodoro Py, Martín Soria, Juan Martín Mena, Marcela Losardo

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!