Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de diciembre de 2021 | Nacionales

Fracaso oficialista

Sin presupuesto, Alberto termina el año con pronóstico incierto

La comunicación del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sobre la posibilidad cierta de un recorte sustancial en los fondos que el estado nacional gira a las provincias como consecuencia del rechazo del Presupuesto 2022 enviado por el poder ejecutivo provocó inmediatas reacciones dentro de las administraciones provinciales y la CABA.

Ni bien tomaron conocimiento de la comunicación, los diputados del gobernador cordobés Juan Schiaretti pusieron el grito en el cielo, y luego se le sumaron el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés.

La comunicación de Sergio Massa ponía blanco sobre negro respecto de las consecuencias del rechazo que propició la oposición, ya que el gobierno nacional experimentará un recorte de fondos considerable al tener que extender la vigencia del Presupuesto 2021, fuertemente deteriorado por el impacto de la inflación.

Sin embargo, para los gobernantes opositores y su entorno, el anuncio del presidente de la Cámara de Diputados fue catalogado como “una amenaza”: "Están amenazando a las provincias con que van a tener menos fondos". denunció Rodríguez Larreta. En términos similares se expresó Valdés: "Las declaraciones de Massa suenan a amenaza". 

Rodríguez Larreta fue más allá y objetó la actitud del Frente de Todos: "Vocación de diálogo vamos a tener siempre en todos los temas. Pero el diálogo es de a dos. Cuando escuchamos el discurso del otro día del presidente del bloque de diputados del oficialismo (Máximo Kirchner), cuando vemos ahora que están amenazando a las provincias con que van a tener menos fondos, no muestran vocación de diálogo", sostuvo.

Y fue aún más duro al enfatizar que "lo último que el país necesita es seguir con amenazas, con agravios como hizo el presidente del bloque en su discurso de cierre. En vez de buscar espacios de consensos, siguen con los agravios, con las amenazas".

Y anticipó lo que le espera al gobierno nacional: "El gobierno puede esperar del Congreso lo que vio el otro día: una oposición que les dice ‘basta' cuando mandan un presupuesto con una inflación muy inferior a la que se proyecta. Vamos a acompañar un presupuesto de verdad, les vamos a decir 'basta' cuando aumenten impuestos".

También Valdés emitió un duro mensaje, afirmando que el gobierno quiere castigar a las provincias opositoras. "Las provincias que la pasamos peor somos las que no estamos alineadas con el gobierno o que somos de otro signo político, esto ya lo vivimos con el kirchnerismo en su momento. Están poniendo bajo la lupa a Corrientes, Jujuy, Mendoza, la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba", denunció.

Y a continuación censuró el proceder del gobierno de Alberto Fernández: "Eso refleja la impericia de cómo se manejó el presupuesto en la Cámara de Diputados, me parece que faltó diálogo, trabajo y faltó escuchar más a la oposición". Y concluyó: "Querían tomarnos de rehén y que las provincias opositoras sean las que paguen". 

El problema que afronta el gobierno nacional es que deberá definir prioridades para el recorte de partidas ante el achicamiento de la caja y la negativa opositora de aprobar nuevos impuestos de la oposición. Además, el rechazo del Presupuesto lo coloca en una situación de debilidad extrema a la hora de negociar el acuerdo con el FMI.

Cercado por los compromisos financieros internacionales, una oposición dispuesta a no realizar concesiones y fuertes divergencias dentro del Frente de Todos, Alberto Fernández inicia la segunda mitad de su mandato con pronóstico reservado. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!