Domingo 02.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de diciembre de 2021 | Provincia

Contaduría bonaerense

Los olvidados de Kicillof

Según anunció APOC en un comunicado reciente, con el bono de fin de año de 20 mil pesos, los empleados públicos alcanzarían hasta un monto bruto de 203.109,28. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores están lejos de esa realidad.

Probablemente a propósito, APOC ignora que en las delegaciones de la Contaduría la mayoría de los trabajadores son pasantes de la facultad, estudiantes extremadamente calificados y mal pagos, que, a pesar del ritmo laboral, reciben un sueldo con el nuevo contrato de 33 mil pesos como única retribución mensual. Para colmo, estos empleados no poseen ningún beneficio social: ni IOMA, ni aportes, ni aguinaldo, ni bono. Y como para el gobierno provincial no existen, tampoco entraron en el bono extraordinario.

Mientras el sindicato mira para otro lado, además de reclamar un urgente pase a planta permanente, otros trabajadores exigen un régimen de cuarenta horas, lo que permitiría a quienes hacen horas extras no perderlas al momento de tomarse licencia por vacaciones o por cualquier otro motivo.

La realidad indica que para APOC los únicos empleados que existen son los que cobran montos superiores a los 200 mil pesos mensuales. Por eso lograron, por ejemplo, el decreto 1081/21. Sin embargo, el malestar creciente dentro de Contaduría va en sentido contrario: tanto APOC como el contador General, Carlos Baleztena, saben que hay gente que no llega a fin de mes, que vive de las horas extras y que, incluso, hay un caso en especial de un trabajador que es secretario hace 25 años cobrando la mínima remuneración sin que a nadie le importe.

Pero la lista sigue.

Hay empleados con 27 años de antigüedad sin ningún reconocimiento. Y también vacantes en todas las áreas a cubrir con concursos legítimos, según lo indica la ley 10430 y su decreto reglamentario 4161/96, priorizando la antigüedad, el conocimiento y la carrera administrativa como lo indica el artículo 157.

Los trabajadores llevan tres años padeciendo la gestión de Baleztena, quien se ha encaprichado en no respetar la carrera administrativa. Se han nombrado directores y subdirectores a dedo, ignorando la carrera de jefes con años de trayectoria. Pues, en este punto, vale recordar que, según indica la normativa, los cargos a dedo son interinos y deben ser concursados, tal y como debiera ocurrir con el cargo de “regalo” otorgado al gremialista Emilio Gonzales.

Hoy, después de la pandemia, con la Contaduría sin personal, se pretende seguir designando gente a dedo a cuenta gotas, sin cubrir todas las vacantes por concurso, como lo indica la ley 10430, artículo 162. Algo elevadamente llamativo para un organismo que debiera controlar el cumplimiento de la normativa de la provincia.

Tanto Baleztena como la cúpula de APOC están en conocimiento de que, como la Contaduría es un organismo conformado principalmente por contadores y abogados, se reconoce tal falencia como “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Contaduría, Carlos Baleztena, Axel Kicillof, APOC

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!