Lunes 26.09.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de enero de 2022 | Nacionales

Encuesta

A pesar del vacunatorio VIP, Alberto Fernández mejoró su imagen gracias a la campaña de inoculación

De acuerdo a un trabajo de la consultora Analogías, la deficiente administración de las finanzas públicas por parte del gobierno nacional y sus consecuencias en los alarmantes niveles de pobreza, se vieron maquillados por el éxito relativo de la inoculación masiva contra el COVID-19, incluso a pesar del vacunatorio VIP.

La agencia Analogías llevó adelante un estudio nacional de actitudes políticas, expectativas económicas, situación sanitaria, plan de vacunación y un variado cuestionario sobre temas de coyuntura, con el objetivo de conocer el estado de situación del gobierno nacional sobre el final de un año complicado.

Una de las primeras conclusiones a las que arribó la consultora en base a los resultados obtenidos, es que si bien Argentina se encuentra registrando el período de mayor nivel de actividad económica en los últimos veinte meses, demostrando la recuperación esgrimida por los funcionarios del gobierno nacional, los salarios continúan mostrándose insuficientes en perspectiva con la realidad inflacionaria, lo que se evidencia en el altísimo nivel de pobreza en la sociedad.

Al respecto, se muestra la importancia del contexto mundial e histórico. Argentina atraviesa una crisis que es mundial, provocada por la pandemia del coronavirus, pero partiendo de bases económicas, sociales y financieras muy comprometidas, a partir de la debacle de los años 2018 y 2019. Esto se manifiesta, particularmente, a partir de la aguda restricción externa y de las dificultades en lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyos vencimientos para el 2022 alcanzan los 20.000 millones de dólares.

A pesar de los evidentes límites de la economía nacional, el presidente Alberto Fernández comienza a mostrar una leve pero sostenida recuperación de su imagen, en gran parte construida alrededor del éxito del plan de vacunación, que provocó que, en medio de una nueva ola de COVID-19 en su variante Ómicron, la tasa de internados sea relativamente menor que en el resto del mundo.

En efecto, a pesar de que los salarios registrados en términos reales, deflactados por IPC, tanto a nivel privado como público, continúan desmoronándose desde el mes de noviembre del año 2015, el presidente Fernández comienza a recuperar su imagen positiva, que si bien está lejos del 80 por ciento mostrado en marzo de 2020, se mantiene en unos discretos 46 puntos porcentuales.

Esto influye, incluso, en el clima general con respecto a las expectativas económicas. Actualmente, un 34,8 por ciento de la población considera que la situación económica mejorará en los próximos dos años, mientras que un 59 por ciento se mantiene en una posición pesimista, asegurando que estará “igual de mala”, “peor” o incluso “mucho peor”.

En los próximos meses, el gobierno deberá resolver cuestiones trascendentales desde el punto de vista económico para delimitar el futuro del país. Los compromisos de deuda con los organismos internacionales y los desafíos del Banco Central con respecto a las reservas y a la administración de las divisas estarán en juego, y sólo las decisiones que tome Alberto Fernández determinarán si la campaña de vacunación alcanza para apuntar a una reelección en el 2023 o si, por el contrario, será insuficiente para desviar la atención de los alarmantes niveles de pobreza. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Economía, FMI, Pobreza, Alberto Fernández, Vacunas VIP, Martín Guzmán Coronavirus, Vacuntario VIP

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!