Lunes 15.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de enero de 2022 | Nacionales

Elecciones presidenciales

Capitanich piensa en el 2023 y desde el gobierno le piden calma

Las elecciones presidenciales de 2023 son el eje de las agendas de las dos principales coaliciones electorales de la Argentina, como si el país no tuviera otros desafíos más urgentes que resolver más que la voracidad propia de la casta política.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El gobernador del Chaco reconoció como posible candidato del Frente de Todos a Alberto Fernández –aunque no sea de su agrado– y destacó el rol de Cristina Fernández de Kirchner. Sobre el presidente actual reconoció que “obviamente no puede estar excluído”, pero subrayó que Cristina "es un factor clave en las decisiones para el futuro".

Sobre las expectativas de Alberto Fernández sugirió que "el presidente tiene que lograr tener una base electoral competitiva del punto de vista del año 2023 y él obviamente no puede estar excluido de esa contienda".

Sin embargo, instó a que "todos los cargos" deben "dirimirse en primarias abiertas", ya que eso les otorga un marco de "legitimidad a los gobiernos y a los candidatos".

Con respecto a su situación personal aceptó que "al menos de su parte es todavía un momento de reflexión como para pensar en una candidatura", ya que se necesita primero "fortalecer el proyecto nacional y garantizar la continuidad y sucesión" en su provincia. También destacó que Cristina Kirchner es "un factor clave en las decisiones para el futuro" y que lo que "pretenda hacer" va a depender "de su voluntad".

Capitanich llamó a pensar una política coherente de mediano y largo plazo. "Tenemos que superar la mera estrategia coyunturalista de acuerdos de cúpulas pues si no más que dificultades electorales tendremos dificultades para conducir un proyecto".

El gobernador chaqueño reconoció asimismo que "la pandemia tuvo un impacto devastador y generó un alejamiento de los sectores medios" del Frente de Todos en las últimas elecciones. "La tasa de recuperación del 2021 no logró resolver problemas que venían del 2017 en adelante", diagnosticó. Y sentenció que "el estancamiento crónico en la Argentina con altibajos en el crecimiento, sin que se produzca una sustentabilidad real".

"Hay problemas estructurales relacionados con el empleo, la logística y los ingresos que no son fáciles de superar, que no se pueden resolver de un día para el otro", aceptó. Pero para resolverlos se necesita contar con "identidad política, consistencia argumentativa, cohesión social, vertebración política, económica y social eficaz". En síntesis, ninguna cualidad que pueda exhibir Alberto Fernández ni su gobierno.

Mientras que el ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández opinaba de ese modo, el actual ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, afirmaba lo contrario. Para el Frente de Todos “no es momento de hablar de candidaturas ni de 2023”. Y subrayó que el oficialismo debe focalizarse en “asimilar el mensaje” que dieron las urnas y “tratar de solucionar los problemas de la gente”.

También De Pedro aseguró que para el gobierno la prioridad consiste en “resolver los problemas económicos, laborales y de seguridad que hay en el país". Y, contestándole a Capitanich, sentenció: "No es momento de hablar de candidaturas ni de 2023”.

¿Coherencia? Imposible pedírsela a un gobierno encabezado por Alberto Fernández. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!