Lunes 28.11.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de enero de 2022 | Nacionales

Negociaciones frustradas

Guzmán y el intento de convencer a la oposición para acordar con el FMI

Martín Guzmán realizó un nuevo intento para asociar a la dirigencia política al acuerdo que pretende cerrar con el FMI. "Los representantes del pueblo y de las provincias deben tener participación política", repite a cada paso.

En tal sentido, el ministo se refirió a la situación financiera del país y, en relación a la probabilidad de arreglar antes de marzo, vaticinó que "lo más importante es que el acuerdo sea bueno para la Argentina".

"Lo más importante es que el acuerdo sea bueno para la Argentina. Un acuerdo que signifique un paso adelante en un camino que va a llevar tiempo. ¿Qué quiere decir que un acuerdo sea bueno? ¿Que se resuelven todos los problemas de deuda? ¿Se resuelve el problema de los perfiles de vencimientos de deuda con el FMI? La verdad es que no, porque es tan grande la deuda que tomó el gobierno anterior que va a llevar tiempo resolver estos problemas. La prioridad es que el acuerdo sea un paso adelante y no un paso atrás", explicó.

"Un programa con el Fondo no debe ser un programa de un gobierno, debe ser un programa de todo el país y por lo tanto los representantes del pueblo y de las provincias deben tener participación política, es decir poder decidir por sí o por no. Lo que ocurrió es que aún no hubo acuerdo con el FMI. Cuando lleguemos a ese momento en el que podamos firmar un acuerdo entre ambas partes, en ese momento se enviará al Congreso el programa plurianual que será básicamente ese acuerdo", insistió el ministro de Economía.

También Guzmán se refirió al durísimo informe publicado por el FMI el 22 de diciembre pasado, en el que el organismo puntualizó, a lo largo de 135 páginas, el programa que se acordó con la administración de Mauricio Macri, violando los estatutos del FMI y la legislación argentina.

"Ha habido una autocrítica muy importante y esto se ve en todo el mundo. Lo que el informe dijo en primer lugar fue que debía haberse reestructurado la deuda publica en moneda extranjera que era insostenible, que luego lo hizo nuestro gobierno", enfatizó Guzmán.

"Pensemos en la Argentina como lo que somos: un estado Nación. En 2018/2019 no se hizo nada para abordar ese problema y una buena parte del préstamo del FMI se fue en pagar deuda insostenible a acreedores privados extranjeros en lugar de poder contar con recursos para que la Argentina se pudiese recuperar, lo cual nos puso en una situación más grave para el futuro”, consignó.

Y recordó que: “También dijeron que no se adoptaron medidas para regular la salida de capitales. ¿Y qué pasó? Buena parte del préstamo se usó para financiar la salida de los dólares de la Argentina. Esos dólares que vinieron no están hoy en la Argentina, se fueron, no los tenemos para desarrollar las capacidades productivas. El FMI reconoció que tendría que haber habido regulaciones en la cuenta de capital para que no se vayan esos dólares. Y en tercer lugar dijo que no se entendió la inflación, se creyó que era un problema puramente monetario y fracasó todo el programa para atacarla, la inflación terminó subiendo".

"Hay una parte muy interesante del comunicado del Directorio del FMI –destacó Guzmán– en relación a la discusión que se dio en ese mismo directorio en relación a la discusión que se dio en la evaluación del programa anterior, que muestra que no todos los países del mundo llegan a comprender lo que pasó con el programa anterior. La gran mayoría sí. Hay un párrafo que dice que los directores apoyan esta evaluación, pero hay algunos que dicen que todavía tienen sus dudas. Entonces es muy importante seguir construyendo entendimientos con la comunicad internacional. Pensemos que estamos negociando con el resto de todos los países del mundo. Es muy importante que la Argentina tenga una posición fuerte, una posición con apoyo amplio de la sociedad, de los distintos frentes políticos también, para poder lograr las mejores condiciones para nuestro país", concluyó.

Sin embargo, pese a la responsabilidad que le cabe en el endeudamiento irracional con el FMI, la oposición de Juntos por el Cambio pretende despegarse a toda costa de las negociaciones, en el entendimiento de que el acuerdo significará un ataúd electoral para quien lo firme.

Este lunes, en la reunión habitual de la mesa nacional de Juntos por el Cambio se decidió no asistir a la reunión informativa a la que convocó el ministro para mañana miércoles, con el argumento de que la coalición opositora “rechaza formar parte sólo de una foto”.

Tampoco asistirá a la convocatoria el gobernador cordobés Juan Schiaretti, quien argumentó tener “compromisos adquiridos con anterioridad”, aunque informó que designó al “señor presidente provisorio del poder legislativo a cargo de la vicegobernación de la provincia, Oscar González, para que participe de la reunión”.

Las negociaciones avanzan de manera inexorable y pocos son los que aceptan aparecer en compañía del ministro o de las autoridades nacionales cuando de este tema se trata. Menos que nadie, Mauricio Macri, el principal responsable del endeudamiento que insiste en ignorar el tema con el apoyo de un robusto blindaje mediático. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

FMI, Juan Schiaretti, Mauricio Macri, Martín Guzmán, Oscar González

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!