Lunes 28.11.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de enero de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

“Necesitábamos ingredientes más narrativos en Suspiria”

Sayombhu Mukdeeprom fue el director de fotografía que trabajó en los últimos dos grandes proyectos de Luca Guadagnino. Primero en Llámame por tu nombre, y luego en la remake del clásico del terror italiano de los 70 que realizó Darío Argento.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

El nombre de Luca Guadagnino es uno que hace un tiempo logra captar la atención de los cinéfilos que se corren levemente del mainstream. Sin el peso de las figuras consagradas como Quentin Tarantino o Martin Scorsese, este realizador italiano se ganó el afecto de los espectadores gracias a una de las películas sobre el amor que mejor se retrató en los últimos años: Llámame por tu nombre, protagonizada por Timothée Chalamet y Armie Hammer

La película centrada en un adolescente que se enamora del estudiante universitario de intercambio que llega a su casa para educarse con su padre recibió cuatro nominaciones al Óscar, de las que ganó la de Mejor Guion Adaptado. Esta carta de presentación a nivel masivo le valió el permiso para meterse en un proyecto más pesado: la remake de Suspiria. No es que no hubiera estado preproduciendo antes del reconocimiento de la Academia por su trabajo, pero la temporada de premios le dio el crédito necesario como para encarar el proyecto sin demasiados miramientos.

Es que Suspiria es uno de los referentes del cine italiano, dentro del género del terror. Dirigida por Darío Argento, se estrenó en 1977 y contó la historia de una joven de Nueva York que se traslada a Europa para perfeccionar su talento en el ballet, pero termina involucrada en medio de una serie de asesinatos y una academia embrujada. El aspecto visual de esta producción, especialmente desde los colores elegidos, fue uno de los puntos que siempre se destacó en esta historia.

Uno de los involucrados en los dos grandes proyectos de Guadagnino fue el director de fotografía, Sayombhu Mukdeeprom. Oriundo de Tailandia, se hizo un lugar en la industria y trabajó con figuras como Tilda Swinton, Timothée Chalamet y John David Washington. En una entrevista con REALPOLITIK se refirió a cómo fue acompañar al italiano en sus dos proyectos más importantes hasta el momento.

RP.- ¿Cómo fue el desafío de hacer la remake de Suspiria? ¿Intentaron pegarse a la original o alejarse lo más que pudieron de su estilo?

Solo intenté transmitir lo que era el guion. ¿Me explico? Por eso, cuando termino el guion, no veo el estilo visual de la original, que pueda encajar. Porque la escritura es más narrativa y creo que ese era el punto: creo que necesitábamos ingredientes más narrativos en Suspiria, porque de ahí viene. Viendo la original, creo que el estilo visual está sobre todo, ese era el punto. Pero, como sea, en algún punto, le dije a Luca: "Al menos deberíamos tener algo de color, para respetar la original". 

RP.- ¿Qué tan intenso fue el rodaje?

Fue muy difícil e intenso, porque el cronograma era muy ajustado. Además, no estábamos en un buen ambiente, porque era frío y era una montaña alta. No podías respirar con normalidad. 

RP.- ¿Cómo fue trabajar con Tilda Swinton?

Es una gran actriz. Volví a trabajar con ella en la película de Apichatpong Weerasethakul (Memoria). La hicimos juntos en Colombia hace dos años. Es una gran actriz, es una profesional, sabe lo que tiene que hacer. Tiene el talento para hacer lo que quiere hacer. No es tan difícil, es como un chef, que está cocinando y no sabe por qué tiene que hacer algo, pero lo hacés. Está dentro de tu arte. ¿Por qué tengo esta habilidad? Porque me preparé lo suficiente en el pasado

RP.- Su otro gran trabajo con Guadagnino fue Llámame por tu nombre. ¿Cómo fue pensar esta película?

Una de las mejores cualidades que tiene es que es sincera. Es una historia hermosa, para mí se trata de la realidad de esa historia: Italia, en verano. Debería ser una atmósfera muy relajada.

RP.- ¿Cómo preparaban cada escena?

Normalmente, Luca Guadagnino, Timothée Chalamet y Armie Hammer comenzaban conversando. Después se sentaban, leían el guion y decían: "esto puede ser así". Probando, construyéndolo. Después se volvía real, como si hicieras una escultura: tenés algo, le vas dando forma y forma. 

RP.- ¿Qué puede contar sobre el trabajo de Armie Hammer y Timothée Chalamet?

Creo que son dos actores maravillosos. Profesionales. Saben cómo hacer su trabajo. Este es su mundo, la cámara captura lo que hacen. Antes de cada rodaje, Luca me llamaba a mí y a los actores, a nadie más. Los mirábamos ensayar sin interrumpir nada. No queríamos hacerlo algo erótico, nos parecía estúpido. El erotismo tiene que venir de adentro, la cámara no tiene que revelar nada. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cine, Quentin Tarantino, Sayombhu Mukdeeprom, Suspiria, Martin Scorsese

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!