Domingo 16.01.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de enero de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

“Pedro Almodóvar es una persona especialmente sensibilizada con el campo del arte”

Antxón Gómez fue director de arte de varios de los proyectos encabezados por el aclamado realizador español. En una entrevista con REALPOLITIK contó cómo se trabaja con él y recordó los proyectos que más le gustaron.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Pedro Almodóvar es uno de los realizadores más importantes del cine español y el europeo en general, con obras que han sido aclamadas a lo largo de todo el mundo. Uno de sus proyectos más recientes fue Dolor y Gloria, que contó con Antonio Banderas como protagonista y fue bastante autobiográfica. La producción le valió nominaciones en los premios más importantes del mundo, incluida una al Óscar para el protagonista, quien terminó perdiendo contra Joaquin Phoenix, gracias a su trabajo en Joker.

La carrera de Almodóvar está repleta de películas reconocidas por el público argentino, que también pudo ver a artistas como Cecilia Roth y Leonardo Sbaraglia trabajar con él. Basta con mencionar ficciones como Todo sobre mi madre, Carne Trémula y Hable con Ella, para saber que la filmografía del cineasta es más que relevante. De hecho, su último proyecto, Madres Paralelas, es uno de los que hace ruido en la temporada de premios con grandes posibilidades de al menos participar en las categorías de las producciones de habla no inglesa.

Uno de los factores constantes en la filmografía de Almodóvar (al menos en los últimos 25 años) es Antxón Gómez. El director de arte de 70 años tiene una vasta trayectoria, en donde también se puede mencionar a las películas del Che Guevara realizadas por Steven Soderbegh. Con Almodóvar, Gómez lleva más de un cuarto de siglo trabajando codo a codo, en los proyectos mencionados anteriormente, así como también en La voz humana, el corto que realizó el cineasta y que Antxón definió como "un capricho de Pedro". En una entrevista con REALPOLITIK, contó cómo es realizar un proyecto con este director.

RP.- Lleva más de 25 años trabajando con Almodóvar. ¿Cómo se filma con él?

Bueno, es interesante, es intenso y es difícil definirlo. Para mí es algo muy normalizado. Es muy interesado porque sus proyectos son interesantes siempre y porque sus proyectos están llenos de vida. Es una persona especialmente sensibilizada con el campo del arte que me toca a mí y entonces la verdad es que es muy gustoso porque no todos los directores se preocupan por el arte. El arte para Pedro es un elemento más o un personaje más dentro de su narrativa y eso para nosotros es una maravilla. Permite hacer los decorados que hagan falta y ambientarlos con lo que haga falta. Es muy gustoso y no es habitual.

Trabajamos por un método deductivo, sabemos donde no queremos ir y vamos planteando a dónde más o menos vamos llegando. Se va concretando. No hay un programa elaboradísimo previo. Hay una idea esbozada, pero no hay detalle absoluto.

RP.- ¿Qué cambios notó en su arte en los últimos años?

Es evidente que las películas de Pedro han ido evolucionando en el arte, aunque todas tienen algo en común que es la exageración o la presencia del color. Siempre ha estado así aunque últimamente se va depurando y se va tranquilizando bastante más. Hemos pasado por una etapa donde el color estaba muy extendido, por así decirlo, o hacía mucho ruido visual, estaba muy estampado, a pasar a que el color está pero es más en masas homogéneas, más pop de alguna manera. Pongo como ejemplo todo sobre mi madre, donde el decorado está muy repartido, todo, muy salpicado, y si miramos Dolor y Gloria no hay nada estampado pero si hay color en masa. Hay un cambio sustancial, incorporación de colores nuevos, que no eran habituales en la filmografía de Pedro, como el verde o el blanco. Yo creo que hay una evolución evidente.

RP.- Uno de sus últimos films, Dolor y Gloria, fue bastante autobiográfica. ¿Cómo lo vio, teniendo en cuenta todo lo que lo conoce?

Es su vida ficcionada, pero no es su vida exacta. Pedro no ha vivido en una cueva, hay cosas que no son así. Pero que sí hay una parte importante del dolor y del éxito que está referenciado en él. La idea de la cueva la habíamos trabajado en una película y al final no la hicimos, en La mala educación. Son cosas que heredas, que no utilizas, pero que vuelven y ya sabemos como vuelven. El 90 por ciento de Dolor y Gloria está rodado en estudio. La casa de Salvador sí que está referenciada en su casa, porque Pedro me dijo que había pensado que toda esa historia se basara en la estructura de su casa.

RP.- ¿Qué tan parecido lo vio a Antonio Banderas con Pedro Almodóvar en esta película?

Sí, lo decía Pedro. Hay momentos en que es clavado. Tiene una reacción típica de Pedro. Es brutal, porque está muy con el personaje.

RP.- ¿Cuál fue el proyecto más complejo de hacer con el director?

Una película muy difícil de hacer para mí fue Los Abrazos Rotos porque es una película que tenía un montón de decorados. Casi todo es estudio y yo me incorporé tarde al proyecto, por distintas circunstancias. Esa película no la preparé pero me llamaron de urgencia. De repente, una película en la que no has preparado nada, fue una semana de preparación para mí, fue un poco como hacer una película de memoria. Yo lo conocía bien a Pedro. Yo estaba haciendo otra cosa y como tuvieron una crisis, fui un poco a apagar fuegos. Una película muy dificultosa. Después el avión no fue fácil de hacer en Los amantes pasajeros, hacer un avión por dentro y fuera no es fácil. Teníamos unos planos y después lo fuimos inventando. Había piezas compradas que no correspondían al avión, es un avión Frankenstein que estaba hecho con recortes de todo, pero luego el avión funcionaba bien y funcionó perfecto. 

RP.- ¿Y el que más disfrutó?

Todo sobre mi madre fue una película gustosa que hice en Barcelona, yo vivo en Barcelona desde hace más de 40 años y me siento muy de allí. Fue enseñarle a Pedro mi Barcelona, es una película muy próxima a mí en los escenarios, los decorados, todo. También hay mucho estudio, pero me siento muy próximo a eso, tengo muy buen recuerdo. Luego la película, además, me gustó mucho. Fue el primer Óscar que le dieron a Pedro, fue como muy grato. Gratificante. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!