Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de enero de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Tommy Chong, la estrella de Hollywood que se volvió emblema de la legalización de la marihuana

El actor que fue parte de un clásico de la comedia como Cheech y Chong, y luego se volvió muy famoso para las nuevas generaciones por ser parte de That 70’s show, habló con REALPOLITIK sobre su lucha contra la demonización del cannabis.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Tommy Chong es, para muchos de los criados de la mano de That 70’s Show, Leo, el querido hippie con el que Steven Hyde construyó una relación pseudopaternal en la que muchas veces los roles se intercambiaban. Antes de esta gran sitcom que se emitió entre 1998 y 2006, el actor se inició en clubes de comedia en los que se fue formando como artista, con algunos conocimientos básicos de guitarra y comedia que lo hicieron conocer a otra estrella de los 70’: Cheech Marin.

Junto a Marin, Chong formó el famoso dúo Cheech and Chong, que hasta tuvo un cameo en la película de Martin Scorsese “Afterhours”, en donde interpretaron a unos ladrones de arte un tanto alocados. Desde sus inicios en el mundo de Hollywood, tanto Cheech como Chong fueron fervientes defensores de la legalización de la marihuana. En una entrevista con REALPOLTIK, el actor de That 70’s show habló de su lucha y de cómo fue quedar preso por estar involucrado con la venta de parafernalia cannábica. "Hacerlo legal siempre es lo mejor", aseveró.

El actor de 83 años se refirió a lo que significa para él la marihuana y destacó que a su criterio la penalización del consumo tiene que ver con una decisión política. Basta con entrar a sus redes sociales o leer su página web para entender su postura con respecto a la temática del consumo. 

RP.- ¿Cuál es su postura con respecto a los que definen a la marihuana como una droga?

Bueno, la marihuana siempre fue una medicina, una hierba sagrada. No es una simple hierba, es sagrada. Está escrita en la Biblia y en muchos libros sagrados. Hay sectas y cultos en India que llevan miles y miles de años usándola, porque es su conexión con el Todopoderoso, el ser supremo. No podés cambiar eso. El gobierno norteamericano la quiere demonizar, llamándola "marihuana", que es un término, latino, chicano o mexicano. Es como una hierba, la marihuana. Pero su nombre real es "cannabis" y siempre fue una medicina. Ahora, ¿si se abusó? Sin dudas. Puedo imaginar ladrones de bancos fumando antes de robar o hasta asesinos seriales, puedo imaginarlos fumando y luego haciendo sus cosas. Pero no cambia el hecho de que es una medicina y afecta al cerebro. Ahora, el cerebro está trastornado, eso no es culpa de la droga, de la marihuana.

RP.- ¿Qué cree que pasa con la información con respecto al cannabis en la actualidad?

Cuando tomas una medicina y la redescubrís y vuelve a ser una medicina, te alejás de las mentiras. Norteamérica es muy conocida por la forma en la que miente, la desinformación. Desde el principio, cuando le quitaron las tierras a los nativos lo hicieron a través de mentiras y engaños, fuerza bruta. Es el orden natural de las cosas, así es como vivimos. 

RP.- ¿Por qué cree que su consumo es ilegal en algunos países?

Sigue siendo ilegal en algunos países y en otros hay pena de muerte. Pero es todo política. Desde el punto de vista de la salud, el cannabis como debe ser llamado, es esencial para la vida. Causa más beneficios que daños. El juramento de un doctor dice que no tienen que causar daño. Durante un tiempo prescribieron cigarrillos, estaba en las revistas que 9 de cada 10 recomendaban Marlboro. Los doctores de América están tan corruptos como en todos lados. Pero los doctores tribales saben que la marihuana es una medicina, es buena, te ayuda, no puedes tener demasiado. No vas a tener una sobredosis. Si te pasás, te vas a dormir o te da apetito. Y pensalo, no puedo pensar en un país en el que no crezca. Crece en las peores condiciones. Es increíble. Tenemos que cambiar nuestras formas, la planta no va a cambiar.

RP.- ¿En qué momento siente que se convirtió en un defensor de la causa?

Los guionistas intentaron hacer un capítulo sobre mí mientras estaba en la cárcel, pero el gobierno no lo iba a permitir. No podés hacer dinero cuando estás preso. Estaba viendo un show sobre el 11 de septiembre y cómo George Bush atacó Irak. Por esa razón fui a la cárcel. Fue el intento fallido de Bush en Irak, que buscaron armas de destrucción masiva. Estaban buscando distraer a la audiencia, al público y fueron tras los bongs (que comercializaba). Cuando me detuvieron por los bongs, que fue muy raro, sabía de corazón que lo que vendía era saludable, y cuando hablé con la prensa dije: "Las únicas armas de destrucción masiva que encontraron fueron mis bongs". En ese momento, el gobierno dijo: "Mándenlo a prisión". Hicieron todo mal. Como la guerra de Bush. Todo estuvo mal. Yo no fui culpable de nada, no era mi empresa. Técnicamente era de mi hijo. Así fue como me agarraron. Dijeron que si no me declaraba culpable irían por mi hijo, mi esposa. El gobierno iría por mí, tendría que ir a juicio y si ganaba, volverían a imputarme. Por cada acción hay una reacción. Cuando me apresaron, me elevaron de vendedor de bongs, básicamente, a vocero de la causa. Incluso en prisión hice entrevistas por televisión, hice un documental. Tenía a toda la prensa nacional interesada en mí. De algún modo, era como un héroe. Era una víctima, una víctima de lo que hizo George Bush. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

George Bush, Tommy Chong

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!