Martes 24.05.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de enero de 2022 | Provincia

¿Tres candidatos?

Presidenciales: La UCR define su futura mecánica electoral

El máximo responsable del comité provincia, Maximiliano Abad, finalmente rompió el silencio de meses, haciendo declaraciones a medios nacionales y volcando algunas definiciones que venían circulando en el imaginario colectivo de distintos correligionarios.

Aparece oportuno un primer análisis de sus dichos públicos que seguramente marcarán una referencia en cuanto a un rumbo que se inició allá por mayo del año pasado, cuando se decidió a abroquelar a la mayoría del radicalismo en unas desafiantes PASO apoyando al neurocientífico, Facundo Manes, contra el entonces vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

Como buen jugador de póker, parece meditar sus gestos y anticipar muy poco sus jugadas hasta que las cartas estén sobre la mesa. Frente a un Pro impredecible y, por momentos, balcanizado, con multiplicidad de sectores, Abad asegura que, finalmente, habrá batalla de los hombres de Alem jugando adentro de Juntos por el Cambio.  Esa es una gran certeza para dar en estos tiempos que abundan las intrigas.

Con esto marcó su ratificación de consolidar a la UCR como uno de los polos de la coalición por donde pasaría la disputa del gran juego de poder electoral.

Sobre todo, cuando señala que habría más de una precandidatura de radicales por la presidencia y que eso incrementa la cotización del propio partido radical como “activo”.  Allí se están anotando varios, al menos desde distintos sectores vislumbran al menos tres postulaciones. Como se viene comentando hay lanzamientos directos o simulados de parte del titular del comité nacional, Gerardo Morales, del diputado nacional, Facundo Manes, y del senador nacional porteño, Martín Lousteau.

No obstante, Abad no ha hecho pronunciamientos drásticos al respecto ni ha tomado decisiones como para compartirlas públicamente. Obviamente el mayor de los interrogantes pasa por determinar candidaturas como las presidenciales y las provinciales, con vista a un 2023 en que se juega la madre de todas las batallas contra el kirchnerismo. 

Muchos consideran que Abad reprime en su interior un “voto cantado” respecto de su apoyo a Facundo Manes y su sueño por desembarcar en la Casa Rosada. Sin embargo, también admite sin contradecir a quien le consulte que el médico de Salto siempre apareció y se mostrará como un “outsider”, es decir, alguien sin historia militante. Por otra parte, aparece también el flamante titular del comité nacional, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien le manifestó un fuerte apoyo en aquella interna contra Gustavo Posse allá por marzo del 2021, una fecha que parece lejana.

Muchos radicales señalan que para darle soporte al modo “desafío” al Pro que viene planteando la UCR sería necesario tener al o a los precandidatos definidos, a más tardar, para mediados de este año. Una vez conocidos habrá desde el radicalismo provincial alguna otra señal en cuanto a modos de acompañamiento y a quién.

Todavía está “en verde” la posibilidad de lograr que todo un radicalismo provincial unificado se manifieste detrás de un solo candidato, sea Manes u otro. 

Por eso muchos le recuerdan que en las últimas PASO, la participación del jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse, terminó volcando la balanza hacia Diego Santilli. Desde el entorno de Abad y Manes no creen que haya sido tan así. Sin embargo, el otrora hombre fuerte y antecesor en el comité provincia, Federico Storani, calculó que si Posse jugaba de aliado de Manes no se hubiera perdido por casi 20 puntos en las primarias frente al Pro. “Hubiera existido un empate técnico porque Gustavo (Posse) restó donde más duele y fue en el conurbano”, fue lo que señaló en varios análisis de comité y entrevistas periodísticas el referente de la corriente CON.

Abad decidió no incurrir en debates que pueden ser “contrafácticos”, es decir, para responder qué hubiera pasado si aceptaba incorporar al possismo como aliado en las PASO, y prefiere continuar su consolidación en silencio.

Por lo pronto incrementará su diálogo con la totalidad de los sectores internos y, una vez que pueda mensurar y dimensionar los apoyos, saldrá a la cancha. Para empezar, tiene dentro de sus primeros cometidos una conversación llena de franqueza con la militancia para explicar la estrategia que derivó en la nueva ley de reelecciones de intendentes y amortiguar críticas respecto de una supuesta laxitud de su bloque, que derivó en la aprobación del presupuesto impulsado por el gobernador Axel Kicillof.

Así las cosas, Abad decidió fortalecer, en modo paulatino, su protagonismo, pero no de manera frívola, sino funcional a un armado creíble desde donde el radicalismo pueda competir, pero también aportar a la coalición Juntos como una fuerte opción electoral posible frente a otras competencias que asoman tanto por derecha como por izquierda. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!