Miércoles 05.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de enero de 2022 | Cultura

Barrotes y metal

Rock, espías y policías (V): V8 "cae" con sus brigadas metálicas

La quinta entrega de esta saga recuerda una de las razzias más ridículas de la cultura rock argentina: algunas decenas de seguidores de V8 detenidos a plena luz del día en una plaza.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Una foto en negativo con todos sus seguidores. Después de cuatro años, V8 iba a sacar su primer disco y la portada estaba resuelta: el logo bien grande al frente, el nombre ("Luchando por el metal") en un rincón y todo el resto del fondo en negro pleno. Pero Ricardo Iorio, además, pensó algo para la contratapa: una imagen con las auténticas "Brigadas metálicas" a las que el bajista había dedicado una canción. 

Se trataban de una decena de personas de barrios porteños y del conurbano bonaerense. En aquellos tiempos iniciáticos, V8 pasó por varios cambios de formación hasta consolidar la que le daría el trazo de bronce y los primeros dos discos: Alberto ZamarbideRicardo IorioOsvaldo Civile y Gustavo Rowek.  

Durante todo ese tiempo tocaban en cuanto antro se le presentara, salvo las veces que Riff (por la onda de Pappo con Iorio y, en general, con la banda) los invitaba a telonearlos en lugares más grandes. Aunque generalmente hostiles a esta aparición. Producto de esa generosidad, los V8 estuvieron detenidos mientras esperaban entrar a la "fiesta lanzamiento" del festival B.A. Rock 1982 (al que la revista Pelo incluyó por exigencia de Riff) en un hotel del centro de Buenos Aires.     

Pese a todo esto, el grupo se hizo de un manojo de fieles sorprendidos por esta avanzada germinal del heavy metal en Argentina, una trasculturación que empezó a desarrollar algunos rasgos autóctonos. La historia dice que Ricardo Iorio, conmovido por este pequeño pero entusiasta fenómeno, escribió la letra de "Brigadas metálicas" en un colectivo de Retiro a Florida, con un cartón que encontró en el piso del bondi.    

Apoyando la idea del bajista para la contratapa de "Luchando por el metal", la banda hace circular una convocatoria "boca a boca" para el miércoles 23 de marzo de 1983 en Barrancas de Belgrano. Nunca quedó completamente claro cómo fue que todos terminaron presos en la comisaría 33 de Mendoza y Cuba, la misma en la que Los Violadores fueron sometidos casi dos años atrás después un show problemático en el auditorio de la UB. 

Según "V8, un sentimiento", el libro que media década después de desarmado V8 publicó Ana Mourín (la entonces esposa de Iorio): "Ricardo junto a un amigo de Caseros se dirigen a hablar por teléfono cuado, a pocos metros, son detenidos por dos policías de la comisaría 33, quienes le ordenan sacarse la muñequera que llevaba, hecha con un velador, y al rasparla contra la corteza de un árbol consideran inmediatamente que era portador de un elemento peligroso apto para desfigurar un rostro". 

Ana Mourín dijo que Iorio y su amigo fueron trasladados a la seccional en un patrullero, desde el cuál escucharon como los policías "modulaban" para pedir dos colectivos con efectivos, con el propósito de detener también a los que estaban en Barrancas. Todos esperaban un fotógrafo que nunca llegó. Y terminaron amontonados en la 33ª de Belgrano. 

Con el transcurso de las horas, todos fueron liberados. Cada cual rumbeó hacia un lugar distinto, ninguno de ellos Barrancas de Belgrano. Y la contratapa de "Luchando por el metal" se terminó resolviendo con fotos tres cuartos de cada músico, por separado, más la lista de canciones del disco y los detalles técnicos.

Exactamente treinta años después, el 23 de marzo de 2013, dos personas buscaron redimir aquella idea frustrada de manera simbólica. Paula Álvarez y Lucas Lot Calabró armaron un reencuentro en Barrancas de Belgrano para posterizar las imágenes en "Sucio y desprolijo", el documental que los dos platenses dedicaron a la cultura heavy metal argentina.


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Pappo, Juan Provéndola, Alberto Zamarbide,  Ricardo Iorio,  Osvaldo Civile,  Gustavo Rowek, Ana Mourín, Paula Álvarez,  Lucas Lot

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!