Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de enero de 2022 | Opinión

Pagar o no pagar

Jorge Alemán y los dilemas de la izquierda kirchnerista

Interesante la nota de Alemán sobre la deuda con el FMI que se publicó el viernes 28 de enero en Página/12. Se inicia con dos preguntas para responder por sí o por no.

HORACIO DELGUY

por:
Gustavo Cangiano

1.- ¿Se debe o no se debe pagar la deuda?

2.- ¿Se puede o no se puede dejar de pagar la deuda?

Un "neoliberal" respondería respectivamente: sí y no. 

Un "izquierdista clásico" respondería: no y sí.

¿Y qué responde Alemán? Responde: no y no. Es decir, en el plano de los principios coincide con la "izquierda clásica". Pero en el plano de la conducta práctica coincide con los "neoliberales". Sostiene algo así como el célebre "tiene razón pero marche preso".

Sin embargo, es cierto lo que dice: "No pagar sin la construcción política que puede dar la batalla hegemónica del sentido de esa decisión sería catastrófico". Traducido a un castellano comprensible para todos: la ruptura con el FMI exige disponer de una fuerza política y social que sostenga esa decisión y sus implicancias. Exige movilización popular, y no "quedate en casa".

Alemán da por sentado que esta fuerza no existe, y por esa razón se pronuncia tácitamente por acordar y pagarle al FMI. Es el remanido argumento sobre "la correlación de fuerzas que no da".

Supongamos que Alemán tiene razón, que la "izquierda clásica" es irresponsable porque propone romper con el FMI "desentendiéndose (de construir) una mayoría social transformadora" que sostenga esa decisión. La pregunta que sigue es: ¿Y qué hacen el gobierno y la izquierda kirchnerista por construir esa "mayoria social transformadora"? Es decir, ¿qué hacen por modificar esa "correlación de fuerzas desfavorable" con la que desde hace dos años (y desde antes, si consideramos la designación de Alberto Fernández como candidato presidencial del antimacrismo) se justifican todos los recules?

El problema de creer que se avanza retrocediendo es que cada paso que se da, hacia atrás, torna más desfavorable todavía la correlación de fuerzas que se invoca para darlo. Es un camino que inexorablemente conduce a la derrota, no a la victoria. Un anuncio de esa derrota fueron las pasadas elecciones legislativas. Pero si acordar y pagarle al FMI supone seguir ajustando a los sectores populares (¿y qué otra cosa puede significar?), entonces habrá que prepararse para la gran derrota que significará el regreso triunfante en 2023 de la derecha macrista.

 

(*) Gustavo Cangiano es adherente a Socialismo Latinoamericano.


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!