Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de febrero de 2022 | Nacionales

“Levantate y anda”

Alberto Fernández agarró la pala y desenterró a Nicolás Dujovne

Si de algo puede felicitarse Alberto Fernández es de su habilidad para resucitar en tiempo récord al macrismo.

Con sus decisiones y dilaciones no sólo consiguió que buena parte de la sociedad olvidara las razones por las que Mauricio Macri fue derrotado drásticamente en primera vuelta en su intento de ser reelecto, sino también que la mayoría de los argentinos no pudiera distinguir las diferencias entre este gobierno y el que lo precedió.

Si en algo se había distinguido el actual presidente argentino era en su capacidad de operación política. Nadie pensó que la utilizaría, desde la primera magistratura, para volver a la vida a su predecesor y a su entorno más cercano.

De este modo, mientras que la vicepresidenta mantiene su silencio aterrador, Máximo Kirchner renuncia a la presidencia del bloque de Diputados del Frente de Todos en el Congreso y prácticamente todo el cristinismo y el kirchnerismo deplora el acuerdo cerrado con el FMI, el presidente no cesa de recibir elogios de la oposición y de los sectores anti K de la alianza oficialista.

A apenas 72 horas de los anuncios, el que resucitó fue el ex ministro de Hacienda y responsable del fabuloso préstamo stand by del FMI de 2018, Nicolás Dujovne, cuyos fondos fueron arrojados a la canaleta de la fuga de divisas. Y no sólo resucitó, sino que lo hizo para asegurar que no se arrepiente de haber recurrido al Fondo Monetario para resolver los problemas de la Argentina y que el entendimiento alcanzado por el gobierno actual es muy “positivo”.

"Es un primer paso preliminar, no puedo no calificarlo como positivo”, afirmó Dujovne. “Nadie discute en el mundo que hay que tener el fisco en orden y remover el financiamiento monetario del BCRA. La economía argentina está plagada de problemas: tenemos mucha pobreza, mucha inflación, cepos. Si agregábamos un default íbamos a estar mucho peor”, subrayó.

Bendecido por la decisión de Alberto Fernández, Dujovne aprovechó para salir a responder las justificadas críticas que recibió en los últimos años, después de un obligado silencio. “No me arrepiento de haber ido al Fondo, los problemas de la Argentina son muy grandes, el FMI nos estaba ayudando a resolverlos en un costo menor”.

Sin embargo, no se limitó a esto. También pidió “más ajuste”, tras sostener que dos de los problemas más graves que enfrenta el país son los "defaults permanentes" y los "controles de cambio".

Cuando se le consultó sobre el destino de los dólares que llegaron al país -el acuerdo stand by fijaba un préstamo por 57.000 millones de dólares, aunque finalmente sólo se enviaron 44.000 millones-, Dujovne explicó: “Los dólares no se evaporaron, los usamos para estar al corriente de la deuda mientras mejorábamos la posición fiscal. Llegamos al equilibrio en el día que nos íbamos e íbamos a tener superávit en los años siguientes". Y enfatizó que el objetivo era "reemplazar financiamiento del Fondo por financiamiento del mercado”.

Asimismo Dujovne dio su interpretación sobre el duro informe del FMI de diciembre pasado: “En el trabajo que realiza el Fondo parte de la crítica es que se debería haber ido más rápido en el programa fiscal con reformas estructurales. Hay una crítica a la sociedad argentina que no acompañó la continuidad de un programa que nos estaba ayudando a resolver problemas estructurales”.

Es decir, que la culpa de lo que sucedió no habría sido del gobierno de Mauricio Macri, sino de la sociedad argentina que no estuvo a la altura.

“Puede ser que no hayamos ido lo suficiente rápido con la corrección fiscal. Creo que íbamos por el rumbo adecuado”, admitió. Finalmente, y aunque valoró que se haya logrado un acuerdo con el FMI, el ex ministro criticó que no se trate de "programa de cambio". "Yo estoy convencido de que para crecer, hay que cambiar. La economía argentina ya no tiene tierra para crecer, necesita que la fertilicemos con reformas. Tenemos que ir hacia una reforma laboral, previsional, tributaria y abrirnos al mundo”.

De este modo, uno de los principales responsables del endeudamiento brutal de la Argentina cerró su argumento. La culpa es de la sociedad y no del macrismo, y ahora resulta indispensable profundizar el ajuste y la liquidación de la economía argentina para seguir avanzando.

Una vez más, Alberto Fernández lo hizo posible. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!