Viernes 01.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de febrero de 2022 | Municipales

Crecimiento

ONG Camino a la Casita trabaja en un proyecto para los jóvenes

En pos de conseguir un futuro basado en la buena educación y un proyecto de vida para los más jóvenes, muchas personas se dirigen a la ONG para colaborar y brindar apoyo al espacio.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El amor de un grupo puede generar confianza. En ese lazo, muchas personas se acercan a la ONG “Camino a la Casita”, ubicado en 82 entre 27 y 27 bis de la ciudad de La Plata, para colaborar y brindar un apoyo al espacio para que muchos niños y jóvenes tengan un futuro en base a una buena educación y un proyecto de vida para salir adelante.

En este sentido, NOVA diálogo con Raúl Kasiztky, referente de la institución, quien contó que “la ONG comenzó en el 2000 en una situación en la cual el país, la provincia y la ciudad estaban en una situación complicada”.

“Cada uno estaba con su huertita y nosotros salimos a ayudar, no vamos a esperar que algo pase, salimos desde el Barrio Hipódromo con una copa de leche. Con el correr de los años, por cuestiones de alquiler, dinero y demás, tuvimos que irnos del lugar”, detalló.

En ese momento, contó: “Éramos tres, mi señora que estaba embarazada y yo. Todas las actividades tienen un proceso de acción”. A su vez, recalcó que “primero hay que generar confianza. Desde Barrio Hipódromo en el 2000 nos trasladamos a otro lugar, porque la persona que nos daba ese espacio pidió que no se haga más. Entonces una mamá que se apiadó de nosotros, nos dio un espacio en su casa. Fue desgarrador ver cómo los niños veían que nos íbamos del lugar para estar en otro, por el simple hecho de que, por dinero o espacio, ya era complicado”.

Prosiguiendo con la historia, recalcó que “en el 2007-2008 llegamos a 82 entre 27 y 27 bis, donde estamos hasta la fecha y fuimos creciendo exponencialmente. Habíamos empezado con pocos chicos y actualmente tenemos alrededor de 250 jóvenes y, con los talleres y demás superamos ampliamente el número”.

En relación al proyecto con salida laboral que comenzó a desarrollar con Marcos Sessa, destacó principalmente un pasaje de entendimiento y de sabiduría de lo que se refleja en un futuro para el crecimiento de uno: “Un analfabeto es un extranjero en su tierra, una persona que no puede tramitar una receta médica, un papel para retirar medicamentos, para atenderse, es complicado. Alguien que sabe leer da cosas por sentadas que a veces es complicado entenderlo”.

“Ahí se ve que no hay un compromiso real para producir un mejoramiento y un cambio para los jóvenes. Por eso, con Marcos Sessa vemos que hay un camino con el proyecto para el beneficio de muchos jóvenes. Para que la persona pueda agarrar la oportunidad, tiene que estar preparado”, dijo.

En esa misma línea, explicó que “no tenemos banderas políticas, nunca aceptamos las propuestas. Nosotros atendemos con todo el respeto como corresponde pero siempre decimos lo mismo, somos espiritistas, es nuestra religión y la representamos con una educación que prima sobre cualquier cosa, promoviendo hábitos”.

“Con Marcos tenemos un proyecto interesante dentro de la carpintería que puede cambiar y hacer crecer a muchos jóvenes, que puedan salir con una profesión en sus espaldas. Todo lo que se haga con el corazón sale bien, porque lo haces con la nobleza de querer hacer el bien y él está haciendo eso. A través de la carpintería, la creación de muebles y el aprendizaje del mismo, pueden generarse nuevos espacios de confort y de trabajo, para los jóvenes”, concluyó.

Por su parte, Marcos Sessa contó que quienes están en la organización “tienen muchas ganas de progresar, de aprender, es un proyecto que les gusta mucho, les llama mucho la atención y estamos convencidos desde la ONG y de mi persona, de que este proyecto puede crecer".

"El problema que tenían en la ONG es que enseñaban a los jóvenes, pero no tenían la posibilidad de que salgan con una salida laboral, algún tipo de oficio. Con este proyecto, buscamos que aprendan un proyecto dentro de la carpintería, pero además sirve para poder aprender diseños de interiores, por ejemplo, que están vinculados a esta profesión", destacó.

Finalmente, comentó que “esto abre las puertas a muchos más jóvenes que puedan aprender a usar redes sociales, marketing, cómo comercializar el producto, entre otras cosas. Con un solo proyecto, se pueden hacer muchas cosas". (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Marcos Sessa, Raúl Kasiztky

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!