Domingo 03.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de febrero de 2022 | Nacionales

Desde Barbados

Alberto Fernández echó nafta en la hoguera entre Máximo y Axel

Cuando parecía que las posibilidades de aprobación del entendimiento con el FMI estaban al borde del naufragio, el humor del gobierno nacional cambió. A punto tal que ahora existe una especie de espíritu triunfalista, a partir de algunas señales recibidas de distintos sectores del arco político.

Fiel a la naturaleza del primer mandatario, el andar de la administración nacional es ciclotímico. Va de la depresión a la euforia sin parada previa. Claro está: es muy difícil que algo salga bien con una dinámica casi esquizofrénica. 

El humor en Economía y en el albertismo comenzó a variar en las últimas horas, cuando recibió seguridades de los principales referentes de la UCR de que acompañarían la iniciativa oficial, en medio de duras críticas al sector de los halcones del Pro, liderados por Patricia Bullrich.

Ante la movida radical, los halcones recularon y convocaron a una reunión de la mesa de conducción de Juntos por el Cambio para este jueves para consensuar posiciones. Sin embargo, todo indica que ya no trabarían la aprobación del acuerdo ni propondrían la caída de la ley que exige aprobación parlamentaria para temas de endeudamiento. Ayudó mucho saber que dicha norma sólo exige autorización para los pagos, pero no impone analizar la letra chica de las negociaciones del gobierno de turno.

Desde Barbados, Alberto Fernández sumó un nuevo elemento de análisis al afirmar que Axel Kicillof le confió que el cristinismo duro apoyará el acuerdo con el FMI. El gobernador bonaerense le aseguro que su espacio no hará "semejante cosa", en referencia a un eventual rechazo en el Congreso.

"Acá lo tengo a Axel y dice que el cristinismo duro no hace semejantes cosas", expresó en tono triunfal el presidente, echando leña a la hoguera levantada hace tiempo entre el gobernador bonaerense y Máximo Kirchner.

"Seguimos trabajando juntos para poner de pie a la Argentina. Respeto todas las posiciones, pero me toca ser presidente", declaró, eufórico, en una conferencia de prensa por Zom organizada por Gabriela Cerruti para un muy reducido grupo de periodistas.

"No estoy poniendo en duda que nuestra fuerza política mayoritariamente nos va a acompañar", afirmó Alberto Fernández. "No lo estoy poniendo en duda. Eso es algo que tiene más que ver con especulaciones, que son legítimas pero no les asigno importancia".

Aunque Alberto no lo explicitó, la tarea del nuevo jefe de bloque, Germán Martínez, está siendo sumamente exitosa en el acercamiento de posiciones. Por el contrario, desde La Cámpora sólo se recogen expresiones en off de decepción. "Vamos a terminar con abstenciones y rechazos a elección. Será un libre albedrio, pero la ley será sancionada", confió uno de sus principales referentes, interesado en conservar el cargo nacional que detenta. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!