Lunes 05.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de febrero de 2022 | Historia

1919

La Sociedad de las Naciones

Antes de la creación de la ONU, en 1944, existen algunos antecedentes de intentos previos de dar vida a una entidad supranacional capaz de ejercer roles de arbitraje y de aplicación de una jurisprudencia de carácter mundial.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

La Sociedad de las Naciones tuvo la impronta del presidente norteamericano Wilson, quien en 1917 –hacia fines de la Primera Guerra Mundial– elaboró un proyecto que se plasmó el año siguiente con su propuesta de catorce puntos, muchos de los cuales hacían referencia a los tratados con los países vencidos y que fueron desarrollados en el acápite anterior. Igualmente, Wilson declararía poco tiempo después de firmados que debían ser sometidos a una reformulación a corto plazo para no generar nuevos resquemores entre los países europeos.

La idea original preveía una igualdad entre países centrales y países periféricos, y la aceptación por parte de los miembros de un engranaje jurídico internacional para la solución de diferendos. Mucho se ha coincidido en que la Sociedad de las Naciones era una entidad que terminó vaciándose de contenido y que sólo pudo resolver cuestiones menores.

Una mirada retrospectiva nos permite visualizar su incompetencia para resolver los conflictos europeos, esta entidad carecía de real autoridad. No obstante, se trató de los primeros pasos para la conformación de premisas de derecho internacional, que abarcaron un amplio espectro de problemas. Éstos fueron de muy variada índole.

Entre los más importantes se pueden destacar las comisiones encargadas de evaluar los “mandatos” sobre países de África y Asia para encauzarlos hacia la descolonización; las primeras comisiones de protección a la infancia, la codificación del Derecho Internacional; la Comisión para el desarme de las potencias; la organización encargada de la problemática de refugiados; el Tribunal permanente de justicia Internacional, y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Muchos de estos organismos fueron revitalizados por la sucesora de la Sociedad de las Naciones, la ONU. De hecho su forma constitutiva no difería de la actual, salvo por algunos ingredientes que fueron decisivos.

Algunos autores sostienen que la intrascendencia en que cayó la Sociedad de las Naciones se explica por la obstinada posición de adoptar como mecanismo de decisión la votación unánime de sus miembros, haciendo imposible que ninguna cuestión realmente seria que pusiera en controversias a los países pudiera ser resuelta por este organismo. También se afirma que al no haberse dotado de una fuerza armada supranacional (al estilo de los cascos azules de la ONU) impidió toda posibilidad de compeler a los miembros a obedecer las decisiones adoptadas en la misma.

Pero, sobre todo, la Sociedad de las Naciones se vio privada de un integrante fundamental: Estados Unidos. En efecto, a pesar de los esfuerzos iniciales de esta nación para la creación del organismo, el Congreso Norteamericano no refrendó la incorporación quedando, en consecuencia, fuera de la Sociedad de las Naciones. En consecuencia, el país más importante en materia industrial y financiera quedó al margen de esta construcción institucional supranacional.

Una vez finalizada la Primera Guerra, Estados Unidos no buscó otros mecanismos de intervención; decidió aislarse y eso repercutió en una dilatación de la precaria fragilidad del mundo durante las décadas siguientes. Por su lado, las otras potencias europeas tampoco facilitaron las cosas: los franceses sólo aspiraban a desmantelar a Alemania, e Inglaterra se ahogó en los propios límites de su economía y en la prolongación de la agonía de su imperio económico.

Bajo este marco, la paz propiciada por la Sociedad de las Naciones era sólo una utopía, por lo que fue incrementándose la tensión a nivel internacional durante casi dos décadas, cuando un nuevo conflicto mundial –mucho más extendido y destructivo que el anterior– terminaría estallando. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Historia, ONU, Sociedad de las Naciones

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!