Martes 05.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de febrero de 2022 | Nacionales

Incendios

Corrientes dio por "terminada la conversación" con Cabandié

Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes, analizó la crítica situación que atraviesa su provincia a consecuencias de los incendios forestales que se extienden por el 10 por ciento de su territorio.

"Lo más golpeado que tenemos son los Esteros del Iberá porque el fuego tocó todos los portales. Tenemos 800 mil hectáreas quemadas. Prácticamente estamos llegando al 10 por cuento de la superficie de la provincia”, explicó.

Valdés señaló que los daños son aún mayores porque en los Esteros del Iberá se venía desarrollando un proyecto de "reimplantación" de las especies extintas más grandes del mundo. Pero el emprendimiento quedó paralizado a consecuencia de los diecisiete focos de fuego aún activos.

"Con el Centro de Conservación Aguará pudimos retraer algunos animales, como por ejemplo los guacamayos. También estamos haciendo un hospital de animales y ya llegaron más de cien para que sean tratados por una red de veterinarios”, informó el gobernador.

Valdés reconoció estar cansado de polemizar con el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, y subrayó que el diálogo con él "está terminado". Cabandié había acusado a la provincia de demorar la utilización de los recursos enviados por Nación.

"Yo no voy a polemizar más. Con Cabandié está terminada la conversación. Ayer hablé por primera vez con el presidente de la Nación y se puso a disposición. Se comprometió a tender líneas de ayuda a todos los productores. Ojalá se cumpla. Hoy tenemos el incendio, pero la economía la vamos a tener que reactivar de alguna manera”, afirmó.

E inmediatamente contrastó a Cabandié con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, definiéndolos como "hombres razonables".

Cabandié declaró que el gobierno de Corrientes había demorado casi dos semanas en responder al ofrecimiento de ayuda de su ministerio para apagar los incendios forestales. Según el ministro, la cartera de Medio Ambiente puso a disposición su personal y elementos para apaciguar los focos ígneos durante el mes de enero, pero la respuesta provincial llegó quince días después.

Valdés negó esos argumentos y responsabilizó al ministro por la dilación en enviar ayuda. También evaluó el costo económico que sufrirá Corrientes, que en un principio sería de unos 25.000 millones de pesos. Aunque ese monto es el correspondiente a una semana atrás. "Creo que las pérdidas van a superar los 40.000 millones de pesos, según una primera estimación del ministerio de Producción”, puntualizó Valdés.

El gobernador anunció también la inminente llegada de bomberos provenientes de la ciudad fronteriza de Sao Borja, en Brasil, gracias a una gestión bilateral llevada a cabo por el senador brasileño Luis Carlos Heinze y el embajador argentino, Daniel Scioli. Las nuevas dotaciones vendrían a sumarse a las ya enviadas por las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Buenos Aires, Córdoba y Santiago del Estero.

El pasado viernes Valdés se comunicó con el presidente Alberto Fernández, quien -bastante tarde- se comprometió a gestionar las ayudas necesarias para la provincia de Corrientes y los productores agropecuarios más afectados por el fuego. "Estamos cerca de 20 a 30 mil hectáreas por día de fuego”, le informó el mandatario provincial.

Entre tantas malas noticias, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aportó una buena: las  lluvias llegarían finalmente  a Corrientes entre este domingo y el lunes de la semana entrante.

Tanto con Cabandié como con su antecesor del Pro, Sergio Bergman, los argentinos seguimos en manos de Dios. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!