Martes 05.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de marzo de 2022 | Nacionales

Otra bomba que compromete al gobierno

Censo 2022: El negocio personal de Marco Lavagna que esconde una licitación fraudulenta

El titular del INDEC adjudicó ganadora a una empresa sin experiencia en materia censal, lo que disparó controversias de su principal empresa competidora. Aducen que el ex diputado por CABA “armó” esta firma para “negocios propios” y con la mira en sus aspiraciones electoralistas de cara al 2023.

El Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas ya está en marcha. Desde el 16 de marzo, los ciudadanos pueden completar sus datos censales digitalmente y no hará falta que durante la jornada del 18 de mayo -decretado feriado nacional- tengan que responder a las preguntas habituales de los censistas; solo bastará con presentarle el código alfanumérico del comprobante del e-censo.

No obstante, la licitación para la empresa adjudicataria para el censo ya comenzó “mal parida”. Resulta que el director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Marco Lavagna, quedó señalado por aceptar una propuesta de una empresa sin experiencia para este tipo de muestreos nacionales y que además ofertó una suma mucho menor a los 6.000 millones de pesos promedio del resto: unos 4.200 millones.

Se trata de la UTE Kollor-Modoc presidida por el empresario Jorge Gabriel Jawerbaum, que actualmente se dedica a imprimir los diarios Página/12 y Ambito Financiero. Su principal competidora, Boldt SA, no tardó en presentar una impugnación en el INDEC y denunciar la maniobra irregular que incluyó la presentación de trabajos de su autoría por parte de Kollor, ante su falta de antecedentes.

En su descargo, desde Boldt SA adujeron que ellos participaron en los censos poblacionales 2001, 2010 y los educativos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 2017 y 2018, y no Kollor como se jactó en su documentación para la licitación. También cuestionaron que la ganadora de la adjudicación no presentó documentación respaldatoria de sus antecedentes, sumado a que arrastra un largo historial de cheques rechazados.

¿Qué se esconde detrás de este negocio millonario?

En primer lugar, vale aclarar que ninguna de las objeciones señaladas por la empresa perdedora de la licitación fueron atendidas por las autoridades del INDEC, sino que fueron rechazadas. Fuentes al tanto de la licitación que controla el hijo del ex ministro de Economía indicaron a REALPOLITIK: “Marco Lavagna armó la UTE ganadora para su negocio propio y metió empresas que nunca trabajaron para los censos nacionales”.

“Además, con este negocio del censo el presupuesto del INDEC pasó de 33.000 millones a 55.000 millones, entre lo que están sumando nuevo personal que se incorpora como empleados”, agregó. En cuanto a las autoridades de peso en el organismo, destacó: “Hay 36 cargos directivos y 31 vienen del macrismo con la gestión de (Jorge) Todesca. Lavagna metió tres directores propios más dos de ATE, con la banca de UPCN que aportó para su campaña a diputado nacional en 2019 más la de su padre que fue candidato a presidente”.

Por otra parte, al igual que el INDEC de Guillermo Moreno, apuntó contra la transparencia de las estadísticas inflacionarias: “Los datos del Índice del Precio al Consumidor (IPC) están tocados para arriba con el fin de generar una necesidad de un Lavagna en lista usando el apellido de su padre porque como economista es del montón”. Y continuó: “Estos números no condicen nada con el contexto de la actividad económica, simplemente están armando un esquema técnico para quedarse con el cargo hasta 2027”.

PROYECCIONES ELECTORALES

Una fuente calificada también se refirió a las intenciones del titular del INDEX para 2023: “Armaron todo este quilombo para lanzarlo como jefe de Gobierno por fuera del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, con Matías Tombolini (vicepresidente del Banco Nación) de primer candidato a diputado nacional y Javier Milei a presidente”. En cuanto a la incorporación del legislador de Avanza Libertad, aclaró: “Fue por orden de Marco Lavagna, no nos olvidemos que Ramiro Marra (legislador porteño del mismo espacio) es su asesor desde 2013”.

Sobre Marra, resaltó: “Tampoco puede pasar desapercibido que la Comisión Nacional de Valores (CNV) lo multó por 2 millones de pesos por sus videos de YouTube donde brindaba información financiera cuando ni tiene matrícula de economista, su título es de licenciado en mercado de capitales”. En tanto, particularizó acerca de Tombolini: “Él no es parte del Frente de Todos ni del Frente Renovador, sino que tiene su propio partido”.

Otro de los armadores apuntado es el legislador porteño de Consenso Federal y aliado a Avanza Libertad en el recinto, Eugenio Casielles. “Fue el secretario privado de Marco Lavagna desde 2013 y en la lista del 2023 se candidatea como diputado nacional, por debajo de Tombolini”. Mientras en el INDEC los trabajadores permanecen en “estado de alerta y asamblea permanente” por la eliminación del pago correspondiente a la función estadística, que era de 2 mil pesos mensuales, Lavagna hijo teje sus suntuosos negociados con miras a las elecciones del próximo año, aunque aseguran que sus aspiraciones personales son “demasiado altas”.

Dos fundadores del Frente de Todos, como Sergio Massa y Cristina Fernández Kirchner “ya no lo sostienen”, sino que es bancado únicamente por Alberto Fernández tras “la palabra” que le dio a Lavagna padre antes de asumir como presidente. Sin embargo, aseveran que desde el entorno presidencial no le tienen la misma paciencia y están “empezando a desesperarse” por su desempeño en el INDEC, con un escándalo que promete estallarle al oficialismo como es una adjudicación arreglada que esconde intereses lucrativos personales en detrimento de la función pública. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!