Sábado 28.05.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de marzo de 2022 | Cultura

Un laburante de la música

Gustavo Zavala: El proletario del heavy metal

Tristeza en la música pesada argentina por la partida del Tren Loco, banda que Zavala había fundado y lideraba desde hace más de treinta años.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

De Grand Bourg para el mundo, literal: en 1991, cuando Tren Loco llevaba apenas unos meses de formación, Gustavo Zavala inscribió a su entonces flamante banda en un concurso internacional de Yamaha cuyo premio los llevó a tocar el mítico estadio Budokan de Japón. 

Aunque la historia de Zavala y su grupo emblema no se restrinja a esta impensada postal internacional (en la que un grupo del conurbano bonaerense termina montado a un legendario escenario del extremo oriente), Tren Loco insufló su derrotero a base de miles y miles de kilómetros por todos lados.  Donde sea que encontraban la posibilidad de tocar, allí iban. Desde Ushuaia a La Quiaca hasta Latinoamérica toda: Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela y hasta México recibieron al grupo del norte profundo del GBA, recorrido que no logró ningún otro grupo argentino del estilo.  

Después de algunas experiencias breves y de la banda Apocalipsis (con la que grabó tres demos en la segunda mitad de la década del '80), Gustavo Zavala fundó Tren Loco en alianza con el guitarrista Turco Atala y el cantante Carlos Cabral, éste último fiel compañero hasta el año pasado, cuando decidió dedicarse exclusivamente a su proyecto solista.   

Zavala también tuvo experiencias por fuera de Tren Loco como el trío S.U.R. (en el que fue, además de bajista, su cantante) y la saga Metal For Babies, aunque jamás abandonando el que sería su grupo emblema y con el que iniciaría 2022 siendo el único integrante original aún en la formación. Además, publicó varios libros de prosa y poesía, profundizando la habilidad que lo llevó a ser el autor de absolutamente todas las letras del Tren. 

Desde su debut en junio de 1991 en la vieja discoteca Halley hasta los últimos shows antes del retiro para atender la enfermedad que lo afectaba, Gustavo representó como ninguno al proletariado del heavy metal. Y no solo por su procedencia y sus canciones, sino también porque, en simultáneo con su carrera artística, siempre trabajó en Entel y su sucedáneo Telefónica. 

Muchos recordarán esto último pues en la época de la telefonía fija Zavala era operador de la línea 110, número que uno discaba para conocer el de otro abonado o comercio, y era común que fanáticos suyos del interior llamaran con la esperanza de encontrar su voz al otro lado. Cuando esto sucedía, Gustavo se quedaba conversando, siempre y cuando se tratara de un horario no pico, generalmente las madrugadas.  

Quedará en el tintero "Prisionero de la tierra", nombre del disco que el bajista había anunciado que Tren Loco aspiraba a grabar en el transcurso de este año, aunque perdurarán por siempre esos himnos de lucha y batalla, como toda la que Gustavo abrazaba cada vez que lo convocaban. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Gustavo Zavala, Carlos Cabral, Turco Atala

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!