Viernes 09.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de abril de 2022 | Internacionales

Estados Unidos y la OTAN, en jaque

Vladimir Putin recibe el apoyo de Medio Oriente y se tensa la situación geopolítica

Los anuncios triunfalistas emitidos por las potencias occidentales durante el primer tramo de la guerra en Ucrania van dejando paso a un panorama mucho más preocupante para los EE.UU. y la OTAN. A esta altura de los acontecimientos, pocos son los que se animarían a seguir sosteniendo la “falta de cálculo” o la ”irracionalidad” de Vladimir Putin.

La multiplicidad de las sanciones a Rusia y el envío de armamentos a los ucranianos, que pretendían aislar a Putin y obligarlo a abandonar la aventura ucraniana fueron contestados uno a uno con el correr de los días. En efecto, tanto la decisión de facturar en rublos el aprovisionamiento de gas ruso a los mercados internacionales, como la puesta en escena del sorprendente misil hipersónico –que supera largamente el poderío de la tecnología occidental-, generaron otros tantos focos de alarma.

El gobierno de Joe Biden debió pasar de la acción concreta a la crítica moral a las acciones rusas, y a estas horas el gobierno en la clandestinidad de Volodímir Zelenski tiene en claro que no debe esperar demasiado de occidente, y que la renuncia a toda pretensión sobre Crimea y la región del Donbass se presentan como la única alternativa para restablecer una tensa pacificación.

Pero las malas noticias para occidente parecen no cesar, ya que se conoció en las últimas horas que la alianza más preocupante para los EE.UU. se hará realidad. Y es que Rusia acaba de recibir el apoyo de varios países de Medio Oriente –algunos aliados hasta ahora de los Estados Unidos- y, aún más grave, se confirmó que Iran –un gran enemigo de Washington- llegó a un entendimiento con Moscú.

En efecto, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó que su país trabajará en conjunto con Irán para esquivar las sanciones "unilaterales e ilegítimas" dispuestas por los EE.UU. y la Unión Europea. La reunión entre ambos países tuvo lugar nada menos que en China, donde Lavrov se reunión con el canciller iraní, Hosein Amirabdolahian, en el marco de una reunión ministerial de países vecinos de Afganistán.

Lavrov castigó duramente a los intentos occidentales de "socavar el principio de igualdad soberana de los países y de no injerencia en los asuntos internos", y destacó que "uno de los instrumentos de esa política inaceptable son las sanciones".

El jefe de la diplomacia rusa agregó que Moscú y Teherán elaborarán unos "pasos prácticos" que les permitan "eludir esas acciones ilegales", en alusión a las restricciones.

Rusia es objeto al presente de casi 8 mil sanciones, algunas de las cuales datan de 2014, tras el plebiscito que habilitó la incorporación de Crimea, mientras que Irán sufre alrededor de 3.600 sanciones impuestas durante la última década, la mayoría como castigo a su controvertido programa nuclear.

Esta alianza resulta muy preocupante para los EE.UU., ya que no solo permitiría que ambos países puedan evitar las sanciones, sino que representan un riesgo cierto de alianza militar a futuro. 

Tampoco debe olvidarse la posición contraria a las sanciones de otras potencias como Chiina, la India o Pakistan, Venezuela y el reciente apoyo de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, tradicionales aliados de los EE.UU., que se expresaron en contra de la expulsión de Rusia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Esta decisión fue anunciada por los ministros de Energía de Arabia Saudí, Abdulaziz bin Salman, y EAU, Suhail al Mazrouei, en el panel de la "World Government Summit 2022". Allí subrayaron la importancia de la cooperación por la seguridad energética entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus 10 aliados externos, incluida Rusia.

La situación geopolítica se tensa y hoy son muy pocos los que se animan a pronosticar cuál será su definición.

Mientras tanto, la imagen de Vladimir Putin crece sin cesar. Un estudio publicado este jueves le asigna un 83 por ciento de popularidad en Rusia, lo que le permitió reclutar a 130 mil nuevos efectivos a las Fuerzas Armadas.

Desde el inicio de la guerra, su imagen creció un 12 por ciento, mientras que la de Joe Biden no deja de deteriorarse. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Vladimir Putin, Joe Biden, Rusia, Ucrania, OTAN, Volodimir Zelenski, Guerra

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!