Miércoles 06.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de abril de 2022 | Nacionales

Alberto y CFK, sin unidad

A 40 años de la guerra de Malvinas, Sergio Massa aparece como el heredero del Frente de Todos

La conmemoración de un nuevo aniversario de la guerra de Malvinas podría haber provisto el escenario para una reconciliación púbica entre Alberto y CFK, pero no fue así. Pese a que se trataba de una fecha especial, los integrantes de una fórmula presidencial cada vez más deshilachada decidieron hacer rancho aparte.

En horas de la mañana de este sábado, el presidente entregó medallas a ex combatientes en el Museo Malvinas, ubicado en el Espacio para la Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), acompañado por el infaltable canciller, Santiago Cafiero; la ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta; y el ministro de Defensa, Jorge Taiana. Llamativamente, también participó el   gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof

También asistieron los ex mandatarios latinoamericanos José “Pepe” Mujica, Evo Morales y Fernando Lugo, veteranos de la guerra, familiares de caídos y las Madres de Plaza de Mayo. 

Alberto Fernández, quien una vez más había trastabillado en una entrevista concedida a la BBC, en la que en lugar de enfatizar que las Malvinas son argentinas, se limitó a afirmar que “estaba seguro de que no eran inglesas”,  solicitó ahora que el Reino Unido "abandone la injustificada presencia militar" en el archipiélago, y destacó el "coraje inigualable" de los ex combatientes. 


Sergio Massa, junto a Alberto Fernández, en el acto por el 40º aniversario de la guerra de Malvinas.

Como sucede regularmente, la intervención presidencial tuvo gusto a poco y estuvo muy lejos de dar señales claras de la determinación de nuestro país por recuperar el territorio.

En horas de la tarde, Cristina Fernández de Kirchner tuvo su propio acto en el Congreso de la Nación, en su primera aparición pública tras el acuerdo con el FMI.

Quien sí estuvo presente en ambos actos fue el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien se ha convertido en el pilote sobre el cual se mantiene la deteriorada unidad del Frente de Todos, y en el pivot de una tensa relación entre presidente y vice.

La decisión de Cristina de compartir el escenario con Massa ha sido interpretada como un gesto muy claro de su decisión de promoverlo como próximo candidato presidencial del Frente de Todos, y viene a corroborar aquel “prepárate Sergio” que le dedicara días atrás.

Semanas atrás había sido Máximo Kirchner quien compartió escenario con el presidente de la Cámara de Diputados en la provincia de Chubut, días después de su renuncia a la presidencia del bloque de diputados del Frente de Todos.

Dentro de la coalición gobernante nadie cree que estas apariciones signifiquen una casualidad. A medida que pasan los días, el papel de Massa dentro del gobierno y del ordenamiento del Frente de Todos es cada vez más decisivo.

Si bien por ahora son meras especulaciones, las candidaturas de Sergio Massa a la presidencia y de Martín Insaurralde a la gobernación bonaerense en el 2023 hacen cada vez más ruido.

Avala esta tesis el anuncio realizado por Massa, días atrás, de su decisión de convocar a todas las fuerzas políticas a un gran acuerdo nacional para definir cuatro o cinco políticas de estado que vayan más allá de la coyuntura. Una determinación de este tipo debería recaer normalmente en la autoridad presidencial, pero esta se encuentra muy deteriorada como para intentarlo.

Sin embargo, las posibilidades de Massa no se restringen al apoyo del cristinismo y de su propio espacio, el Frente Renovador. También cuenta con un significativo apoyo sindical y territorial que excede no sólo a la provincia de Buenos Aires.

No es un secreto para nadie su excelente relación con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y con el presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, con quien comparte desde 2015 la aspiración de construir una gran fuerza de centro, para intentar superar definitivamente la grieta que divide a la sociedad argentina.     

En la conmemoración del 40 aniversario de Malvinas, el único que apostó a la unidad fue Sergio Massa. Una potente señal que no puede pasarse por alto. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!