Domingo 03.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de abril de 2022 | Nacionales

Batalla política

Una crítica impícita de CFK al gobierno

La conmemoración del 40 aniversario de los caídos en las Islas del Atlántico Sur sirvió para tensar aún más la crítica relación del binomio presidencial.

Actos separados, tácitas advertencias y chicanas entre ambos, un regalo de Cristina que le advierte a Alberto cómo será su final si sigue entregándose al FMI… Y, además, un diputado nacional chaqueño y ex combatiente de Malvinas, Aldo Leiva, enfatizando en su discurso que: "Yo le voy a decir presidenta y no del Senado. Para mí es mi presidenta". 

Las palabras de Leiva tuvieron una enorme trascendencia, en medio del clima de autodestrucción que existe en el Frente de Todos.  Ante la presión mediática y política, el diputado ex combatiente salió a “aclarar” sus dichos en su cuenta de Twitter, subrayando que “no busquen donde no hay problema".

"Los ex presidentes en los países serios nunca dejan de ser presidentes. Alfonsín, Nestor y Cristina Fernández lo son. Macri no, porque no lo respeto. Y hoy nuestro presidente es Alberto Fernández. No el mío. El de todos los argentinos. No busquen donde no hay problema".

La pretendida aclaración de Leiva sólo sirvió para reafirmar sus palabras en el acto conmemorativo. Si en los “países serios” los presidentes “nunca dejan de ser presidentes”, pero Macri sí ha dejado de serlo porque no le cae bien al diputado ex combatiente, tácitamente está reconociendo que el nuestro no lo es.

Pero, lo que es más contundente aún, es que su pretendida aclaración no implica una modificación de su expresión inicial: Cristina es “su” presidenta, y no sólo del Senado. Alberto, por su parte, es un fulano que está de paso. Habrá que esperar al fin de su gestión para saber si en el análisis de Leiva merece ser considerado como tal en el futuro.  

Tal vez las palabras del diputado no hubieran resultado tan controversiales si el Frente de Todos no experimentara un profundo proceso de disolución. Pero cayeron en el mismo acto en el que la vicepresidenta -con ironías hacia la portavoz presidencial, Gabriela Cerrutti-, comunicó que le había regalado un libro a Alberto Fernández por su cumpleaños, en el que un protagonista –el historiador Juan Carlos Torre-, describe sus vivencias en el ministerio de Economía en los tramos finales del gobierno de Raúl Alfonsín, asfixiado por las exigencias del FMI, los empresarios, la CGT y la hiperinflación.

A nadie escapa que Cristina está convencida de que la etapa actual de la gestión de Alberto Fernández se asemeja demasiado a ese momento crítico. Lo afirma en privado. Lo expresa en público a través de un obsequio que es una metáfora. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!