Lunes 04.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de abril de 2022 | Internacionales

Elecciones en Hungría

Clara victoria del Fidesz de Viktor Orbán

El primer ministro nacionalista de derechas Viktor Orbán ha celebrado un inesperado triunfo en las elecciones parlamentarias de Hungría. Su partido, el Fidesz, llegó al 53 por ciento tras el recuento del 96 por ciento de los votos, según anunció la oficina electoral el lunes por la noche.

HORACIO DELGUY

por:
Karin Hiebaum

Esto significa que podría haber ganado 135 de los 199 escaños parlamentarios. Es probable que Orban pueda gobernar con una mayoría constitucional de dos tercios por cuarta vez consecutiva.

La alianza de seis partidos de la oposición, Hungría en Unidad, con su principal candidato, Peter Marki-Zay, obtuvo resultados muy inferiores a los esperados. La alianza de seis partidos del espectro de la izquierda, los verdes, los liberales y la derecha sólo obtuvo el 35 por ciento de los votos y 56 mandatos.

El partido de derecha radical Nuestra Patria también entró en el Parlamento con el 6 por ciento de los votos y siete mandatos. Uno de los mandatos de las nacionalidades fue para el representante de la minoría alemana, considerada aliada del partido Fidesz. La participación de los votantes fue ligeramente inferior al 70 por ciento, similar a la de hace cuatro años.

"ENORME VICTORIA"

"Es una victoria enorme, tan enorme que se puede ver incluso desde la luna, pero desde Bruselas de todos modos", dijo Orbán a los partidarios de Fidesz en su discurso de victoria en Budapest. "Hemos protegido la independencia y la libertad de Hungría, así como su paz y su seguridad", subrayó el Jefe de Gobierno.

"Enormes centros de poder internacionales se han posicionado contra nosotros", continuó. Entre los numerosos enemigos de su política nacionalista, contó a "la izquierda internacional, Bruselas, los medios de comunicación internacionales y el presidente ucraniano". Volodymyr Zelensky había pedido recientemente a Orbán que se distanciara del líder del Kremlin, Vladimir Putin, y se pusiera del lado de Ucrania, que está siendo atacada por Rusia.

"LUCHA DESIGUAL"

La oposición, que por primera vez se había unido contra Orbán, expresó su grave decepción. "Reconocemos la victoria del Fidesz", dijo Marki-Zay a sus partidarios la noche de las elecciones. "Fue una lucha desigual y sin cuartel, pero la afrontamos", dijo Marki-Zay, criticando duramente el sistema electoral: "Sin embargo, negamos que estas elecciones hayan sido democráticas y libres. Fidesz sólo ganó gracias a este sistema (electoral)".

Marki-Zay no consiguió un mandato en su propia circunscripción. Es alcalde de su ciudad natal, Hodmezövasarhely, desde 2018, y también se presentó como candidato en esta circunscripción.

UNA VICTORIA ELECTORAL MÁS CLARA DE LO PREVISTO 

Los sondeos de opinión previos a las elecciones habían calculado una ventaja de entre uno y diez puntos porcentuales para el partido Fidesz. Además, se preveía una victoria electoral de Fidesz sin renovar la mayoría de dos tercios. Así se desprende tanto de una encuesta realizada por el Instituto Median justo antes de las elecciones como de las valoraciones del investigador electoral Agoston Samuel Mraz, del Instituto Nezöpont, cercano al Gobierno, al portal de noticias "Telex" el día de las elecciones. El sondeo medio había previsto 121 escaños parlamentarios para FIDESZ y 77 para la alianza de la oposición.

Los investigadores electorales atribuyeron el inesperado y claro éxito del bando gubernamental al hecho de que la mayoría de los votantes estaban satisfechos con las condiciones del país. Durante los doce años de Orbán en el poder, las condiciones de vida han mejorado para muchos húngaros.

Al mismo tiempo, el jefe de gobierno ha conseguido calmar los ánimos de la población ante la guerra rusa contra Ucrania. Con su afirmación de que sólo él podía "mantener a Hungría fuera de la guerra", ocultó su estrecha relación con los dirigentes de Moscú. Apoyó a medias las sanciones de la UE contra Rusia. A su vez, acusó a la oposición, sin presentar ninguna prueba, de "arrastrar al país a la guerra".

ORBÁN EN EL CARGO DESDE 2010

Orbán gobierna Hungría desde 2010. Los críticos le acusan de un estilo de gobierno autoritario. En la UE, de la que el país es miembro desde 2004, ha desencadenado numerosos conflictos, como violaciones de la ley de asilo y medidas de acoso a las organizaciones civiles.

Su cercanía al presidente ruso Vladimir Putin también es preocupante. Orbán no se ha distanciado realmente de él ni siquiera después del ataque militar de Rusia a Ucrania.

LA OPOSICIÓN SE MANTUVO UNIDA

Hace cuatro años, el partido Fidesz de Orbán obtuvo el 49 por ciento de los votos, algo más de dos tercios de los 199 escaños parlamentarios. Por esta razón, la oposición se mantuvo unida esta vez. Seis partidos crearon la lista común Hungría en Unidad y determinaron los candidatos comunes para las 106 circunscripciones directas en primarias autoorganizadas. De estas primarias también salió el principal candidato conjunto, el conservador sin partido Marki-Zay. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Elecciones, Hungría, Viktor Orbán

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!