Sábado 02.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de abril de 2022 | Nacionales

Biografía de un “asno”

Roberto Feletti: Una vida de privilegios, fideicomisos, embargos y juicios varios

El secretario de Comercio Interior se encuentra arrinconado por las duras críticas de propios y extraños a raíz de su malograda gestión en la “guerra contra la inflación”. “Que Dios nos libre de semejante asno”, explotó el reconocido jurista Daniel Sabsay en las redes sociales.

El secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, continúa cosechando críticas tras la, hasta ahora, malograda gestión al frente de la llamada “guerra” contra la inflación. Horas atrás, el prestigioso jurista Daniel Sabsay dejó de lado las formalidades para lanzar una furibunda acusación contra el funcionario kirchnerista.

“Se espera para marzo una inflación superior al 6 por ciento. Feletti con soberbia, luego de haber fracasado por más de dos años, aplicará la misma receta. Un inútil que debiera ser removido de su cargo y no volver nunca más a la función pública. Que Dios nos libre de semejante asno”, aseguró Sabsay en sus redes sociales.

Mientras tanto, Feletti se mantiene en su cargo, por el que cobra un jugoso salario de 417.890 pesos mensuales. No es éste el primer cargo público que ostenta. En efecto, Feletti tiene una larga trayectoria viviendo del Estado.

Sus inicios se remontan al año 2000, cuando asumió como presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires, tras una cercana amistad con el por entonces jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra. En aquel entonces, el juez de Instrucción, Mariano Bergés, lo procesó y lo embargó por 150 mil pesos por “demorar injustificadamente un pago ordinario”.

El inconveniente judicial comenzó en los albores de la crisis del 2001, cuando un particular estuvo detenido por 24 horas. Sospechado de un delito menor, la Justicia procedió a incautarle los bienes que poseía. Horas después, el juez a cargo de la causa ordenó la devolución del dinero pero, por alguna razón, Feletti se demoró en hacerlo, lo que motivó que los ahorros del particular quedaran atrapados en el malogrado “corralito bancario”.

Lejos de verse aquejado por el procesamiento y el posterior embargo, entre el 2003 y el 2006 cumplió las veces de secretario de Obras y Servicios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, en reemplazo de Abel Fatala. El 10 de diciembre de 2011, con la reelección de Cristina Fernández de Kirchner, Feletti asumió como diputado nacional, cargo que mantuvo hasta las últimas semanas del 2015.

Durante aquellos años, Feletti tuvo un notable crecimiento en su patrimonio económico, dejando atrás sus conflictos judiciales. De hecho, ya había acumulado un juicio con la AFIP por ejecución fiscal luego de no cumplir con sus compromisos tributarios, en el juzgado federal de Ejecuciones Fiscales Tributarias Nro. 4, y otros cuatro juicios más que acumuló durante su gestión en el gobierno porteño junto a Aníbal Ibarra.

Durante sus años como funcionario, incluyendo un paso como secretario de Economía y Hacienda en La Matanza, arquirió cinco autos: un Renault Megane, un Toyota Corolla, otro Renault Megane III, otro Toyota Corolla 2012 y una Renault Duster. En aquel mismo tiempo, compró dos departamentos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno de 48 metros cuadrados y una imponente propiedad de 130 metros cuadrados con cochera incluida.

A pesar de sus cargos como funcionario público, Feletti fue presidente de al menos cuatro fideicomisos financieros de administración y recién en el 2017 renunció a su cargo como director de la empresa Argentina Sur Propiedades, que tenía junto a su pareja, Claudia Cecilia Escalada y a Alan Yaneff, quien actualmente es director de Obras de Ingeniería del municipio de Quilmes.

Finalmente, vale destacar que, para sumar a la polémica, la ex esposa de Feletti también gozó -y aún lo hace- de las mieles del estado: por su labor como funcionaria del Banco Central accedió a una jubilación muy por encima de la mínima de 238,660 pesos mensuales. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!