Martes 05.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de abril de 2022 | Nacionales

Encuesta nacional

Para los empresarios, su futuro es “optimista” en un contexto económico “pesimista” del país

Se trata de un cuestionario elaborado por la consultora Analogías que relevó las percepciones auspiciosas de las micro, pequeñas y medianas empresas, basado en próximas inversiones y el nivel de ventas. Si bien perciben “signos de recuperación” en sus compañías, auguran un horizonte económico adverso para Argentina.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Durante febrero y marzo, la consultora Analogías realizó una encuesta online de alcance nacional dirigida a 589 micro, pequeñas y medianas empresas, con el objetivo principal de comprender la situación de este sector. “Con  los datos disponibles del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE) del ministerio de Trabajo, en el  año 2020 había un total de 548.522 empresas que agrupaban alrededor de 6 millones de empleos formales. De este total, las MIPyMEs explican el 98 por ciento de las unidades productivas y dan cuenta de un poco más del 64 por ciento del empleo”, indicaron.

PERFIL DE LAS EMPRESAS 

En cuanto a la dinámica en los últimos veinte años, las segmentaron en cuatro fases: “Contundente caída 2000-2003; recuperación e importante crecimiento desde el 2003 hasta el 2008; crecimiento desacelerado entre el 2009 al 2017; y caída sostenida a partir del 2017”. Y continuaron: “Esta última fase coincide con el despliegue de la crisis de balanza de pagos y endeudamiento incubada durante la gestión de Macri. Su impacto negativo en el crecimiento de las empresas fue nítido, y determinado por la caída de la demanda y el consumo privado, el deterioro del acceso al crédito y los  altos costos de producción principalmente explicados por un aumento sostenido de las tarifas de servicios públicos, el costo financiero y el aumento acelerado del tipo de cambio”.

Según datos del OEDE, del total de empresas empleadoras argentinas, el 50 por ciento son “personas físicas”, mientras que las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada representan un 15 y 17 por ciento, respectivamente. En lo que respecta al ciclo de vida de las empresas, el 82 por ciento “supera el año de vida”, el 49 llega “a los 4 años” y tan solo el 34 “alcanza los 8 años”. Asimismo, la densidad de empresas en Argentina “es muy bajo” en comparación con otros países de la región, con 14 empresas por cada mil habitantes; Chile tiene 58 cada mil habitantes, Uruguay 48, México 34 y Brasil 25.

SITUACIÓN ACTUAL DE LAS MIPYMES

A pesar de los efectos que produjo la pandemia en la actividad económica y que aún persisten en algunos sectores productivos y en parte del entramado social, se perciben “signos de recuperación” en las respuestas de las empresas encuestadas, según al sector que pertenecen y el nivel de ventas durante el 2020. “El 83,5 por ciento de los encuestados hace una evaluación positiva sobre la situación actual de su empresa y casi un 70 por ciento respondió que es positiva la situación del sector al cual pertenece. Comparando con el año 2020, el 46 por ciento manifiesta que el desempeño de la empresa mejoró, el 33,9 que se mantuvo igual y un 16,5 que empeoró”, complementaron.

Sobre el nivel ventas en relación con el año 2020, más de un 56,7 por ciento sostuvo que “mejoró”, el 22,3 que “no se produjeron cambios” y el 19,7 que “se redujeron”. En tanto, los rubros que explican en mayor proporción este dato son: servicios, productos industriales, gastronomía, y el comercio. Sin embargo, el nivel de la capacidad en la que operan expresa otra realidad: “Solo un 18,7 por ciento tiene una tasa de capacidad máxima (entre el 86 y el 100 por ciento), un 32 respondió que opera entre el 51 y el 85, mientras que el 43 lo hace por debajo del 50 de su capacidad”.

De este modo, entre los requerimientos que tienen para poder ampliar el uso de la capacidad productiva, se destaca el predominio del acceso al financiamiento, con un 61 por ciento de las respuestas. Luego  aparecen las respuestas respecto a una mayor demanda (43 por ciento), el acceso a tecnología (36), y la reducción de costos y el aumento de personal (30). En torno a este ítem, solo el 25 por ciento accedió a alguna línea bancaria durante el año 2021, el 75 restante no lo hizo. Y entre sus principales causas figuran: “El 39 por ciento no cumple con los requisitos que los bancos solicitan; el 24 no accede por no poder hacer frente al repago; y solo el 11 aclaró que no necesita el crédito”.

USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN 

Dentro de la muestra el acceso a internet es casi unánime, con el 95,3 por ciento. El correo electrónico es utilizado, y sobre todo para la comunicación externa, en un 85,3 de los casos; para la comunicación interna, el 64,5 de las empresas con más empleados manifestó utilizarlo también a tal fin. El uso de bases de datos registró un uso relevante, con un 64 por ciento de bases de clientes y un 55 de bases de proveedores. El 66 por ciento de las empresas encuestadas posee página web; un 38 solo con el objetivo de mostrar sus productos y/o servicios, y un 28 para también comercializar.

Además, entre los recursos que las empresas destinan para el sostenimiento y mejoramiento de las TIC, el 45 por ciento afirmó que lo orienta para “equipamiento”; un 35 consideró que “es importante” aun cuando no está dentro de las posibilidades; y solo un 5 considera que “no lo necesita”. Respecto al personal para manejo TICs, solo el 23 por ciento de los encuestados cuenta con “al menos un empleado” en funciones exclusivas.

EXPECTATIVAS 

Consultados por inversiones a realizar este año, el 60 por ciento respondió “afirmativamente”, un 15 manifestó que “no” y el 25 restante que aún “no sabe”. Por otra parte, con una “regularidad absoluta” entre todos los segmentos de opinión, la elección mayoritaria es que el gobierno debería “determinar un aumento generalizado de salarios y jubilaciones”.

Las proyecciones sobre la evolución del nivel de ventas para el presente 2022 también son positivas: el 57,5 por ciento cree que “serán mayores”, un 24,5 “iguales” y solo el 10,5 respondió que espera que “sean menores”. Por último, en materia de la situación económica del país evidenciaron una mirada pesimista: “Una importante porción de la muestra valoró su  propio desempeño, aunque lo ubicó en un contexto económico negativo para los próximos dos años”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!