Martes 05.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de abril de 2022 | Nacionales

Interna oficialista

El albertismo y una demostración de poder para dar pelea en 2023

Cuando muchos “albertistas” dudan entre soltarle la mano al presidente o hacerse los distraídos, Agustín Rossi organizó un acto de respaldo a Alberto Fernández en Rosario al que asistieron más de dos mil personas, con su agrupación “La Corriente”.

Desde hace tiempo suena el nombre del ex ministro de Defensa para volver a integrar el gabinete de Alberto Fernández. De hecho, ya está muy bien posicionado con varios miembros de su agrupación en lugares clave: Jorge Taiana en la cartera que debió abandonar antes de las PASO; Daniel Filmus en el ministerio de Ciencia y Tecnología; y, como si fuera poco, Germán Martínez preside el bloque de diputados del Frente de Todos tras la renuncia de Máximo Kirchner.

El presidente había sido invitado a asistir, pero declinó hacerlo para evitar una erosión aún mayor dentro del Frente de Todos. De todos modos, avaló explícitamente el acto, que significó un claro gesto político de respaldo a su figura y a su autoridad presidencia.

El evento fue transmitido por streaming, y tuvo entre sus principales oradores al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; la Secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el ministro de Vivienda, Jorge Ferraresi y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca. También hablaron algunos intelectuales expertos en el salto con garrocha, como Edgardo Mocca y Ricardo Forster. El cierre estuvo a cargo del organizador del acto, Agustín Rossi.

A lo largo de seis largas horas se sucedieron encendidas intervenciones elogiando la figura de Alberto Fernández y destacando las dificultades que debió afrontar durante lo que va de su mandato. También analizaron el futuro de la actual gestión y la necesidad de mantener la unidad. 

Por las dudas, hubo menciones de reconocimiento hacia Cristina Fernández, y llamados al orden a Máximo y a La Cámpora, exigiéndoles mantener la unidad.

El evento fue presentado como una demostración de fuerza del espacio que rodea al presidente, y de aval para sus pretensiones de reelección. Claro está que es difícil aspirar seriamente a ese objetivo reuniendo apenas a 2 mil personas, y con Forster y Mocca como usinas de ideas.

Los discursos insistieron en la necesidad de mantener la unidad, la importancia de fortalecer la autoridad presidencial y la necesidad de contener el crecimiento de "la derecha" de Juntos por el Cambio y Javier Milei. Así las cosas, quedó claro que el “albertismo” sabe muy bien cuáles son sus principales carencias. De lo que no tiene idea es de cómo resolverlas.

Alberto ha decidido contestar con hechos y no con palabras los embates del cristinismo, por lo que no participó del acto en su defensa de este sábado. Hay que ver si logra contener su oralidad característica que siempre termina traicionándolo.

Según afirman desde el cristinismo, el miércoles próximo, con la publicación de los índices del INDEC del mes de marzo volverá la ofensiva contra Martín Guzmán, y el presidente deberá elegir con quién se queda: con el FMI y su ministro delegado en el gobierno argentino, o con Cristina y La Cámpora.

Agustín Rossi y varios otros conspicuos miembros del “albertismo” intentaron levantar un muro protector alrededor del presidente. Pero tan débil que podría ser derribado con un revólver con cebitas. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!