Miércoles 22.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de abril de 2022 | Judiciales

Entrevista REALPOLITIK.FM

Fiscal de Comodoro Py alerta “el amiguismo o afinidad ideológica” en las elecciones de jueces

El fiscal federal de Comodoro Py, Federico Delgado, dialogó con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) sobre la disputa por la elección de los representantes del Consejo de la Magistratura, que busca controlar la Corte Suprema de Justicia.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Alejandro Costanzo

El próximo viernes 15 se cumplirá el plazo de 120 días que dispuso la Corte Suprema de Justicia para que el Consejo de la Magistratura cambie su composición y sume representantes de los estamentos técnicos. Sobre esta puja política, el fiscal federal de Comodoro Py, Federico Delgado, opinó: “Lo que importa es sanear la Justicia, tener buenos jueces y que el hombre de a pie comprenda que la Justicia está presente en la vida cotidiana para solucionar nuestros problemas”.

“Occidente optó por una forma maravillosa para elegir jueces, como son los concursos, el problema son las formas para que mejoren”, agregó. Y profundizó: “Esto se da en la letra chica, donde hay que evitar que haya amiguismo o afinidad ideológica con una persona. La discusión más importante que tenemos es cómo va a hacer el nuevo Consejo para que los concursos sean limpios y estén alejados de cualquier tipo de sospecha”.

No obstante, dimensionó que estas irregularidades vienen de antaño: “Desde los 90, el Consejo de la Magistratura no pudo hacer las cosas suficientemente rápido para estar a la par de la biología, entonces hay muchísimas vacantes”. De esta forma, continuó: “Para la designación de jueces hay pequeñas triquiñuelas arbitrarias que no están previstas en la Constitución ni en la ley del Congreso, son las famosas reglamentaciones que hacen los cuerpos institucionales y no siempre respetan el espíritu de que gane el mejor, el que más trabajó y el que mejor se desempeña”.

“A los que hacen las reglamentaciones hay que pedirles un gesto de lealtad con la Constitución, sino estamos sonados. Si no hay un compromiso ético que trabaje por el bienestar general, siempre es tentador que se cuelgue el partidismo, el amiguismo y el tráfico de favores”, añadió. En tanto, resaltó: “Una Justicia autónoma se hace desde el principio, eligiendo a los mejores jueces para terminar con la morosidad con la que nombran los cargos vacantes y el escaso control de los magistrados en funciones”.

Consultado por la última palabra de la Justicia, que habitualmente responde al poder real, Delgado advirtió: “Mi hipótesis es que en nuestro país tenemos dos constituciones: la formal, que es maravillosa, y la real, donde la vida pública está muy lejos de la formal”. De esta manera, amplió: “Cuando discutimos reforma judicial estamos discutiendo cómo funciona el poder real en Argentina, no solamente el instituido, sino el sector empresarial, la política y hasta la dirigencia en sentido amplio”.

“La forma en que funciona el poder en nuestro país requiere de una cuota de impunidad, ya sea voltear una ley, prolongarla con el tiempo más allá que no tenga efectos, inventar un culpable o fabricar inocentes. Si bien hay buenos jueces y fiscales, la Justicia es la que dosifica la cuota necesaria de impunidad que tiene el poder político para funcionar”, cuestionó. Y se refirió al poder que obstaculiza los cambios en el sistema judicial: “Siempre aparecen trabas para que el sistema en su conjunto no se modifique. La Justicia es un actor central para que el formato de poder tan hostil a las grandes mayorías se reproduzca en el tiempo”.

Asimismo, hizo mención a los tiempos de la Corte Suprema: “Que no tenga plazos para resolver sus casos me parece una locura. El problema de fondo es que el poder político, cuyos titulares son los ciudadanos, ha sido expropiado y están funcionando para grupos muy pequeños”. Por último, sentenció: “El dispositivo institucional en su conjunto se ha escapado de la Constitución y funciona satisfaciendo intereses particulares; por eso perciben las reformas como peligrosas y automáticamente son bloqueadas. Tenemos que recuperar lo que es nuestro como ciudadanos, porque esto es como prestar el auto a un amigo y que no te lo quiera devolver”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!