Lunes 04.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de abril de 2022 | Séptimo Arte

11S

United 93: Cómo se hizo la película sobre los ciudadanos que salvaron el cuarto atentado del 2001

Barry Ackroyd fue el director de fotografía de esta película dirigida por Paul Greengrass. En una entrevista con REALPOLITIK reveló cómo fue desarrollar este proyecto apenas cinco años después de los atentados del 11 de septiembre.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

El mes de septiembre nunca más será el mismo para los norteamericanos, que desde 2001 tienen marcado a fuego como el momento en que por primera vez fueron atacados en su propio territorio. El 11 de septiembre de 2001, cuatro aviones fueron secuestrados por grupos terroristas con el fin de enviar un mensaje a la gestión de George Bush: dos impactaron en sendas Torres Gemelas, un tercero dio en un ala del Pentágono y el cuarto, United 93, jamás encontró su objetivo.

Las grabaciones de las distintas conversaciones entre los pilotos y las torres de control, así como también algunas de las llamadas telefónicas que se realizaron entre los pasajeros del United 93, permitieron reconstruir la cronología de los hechos. El objetivo de los terroristas a bordo de esta nave era el Capitolio, en Washington. Sin embargo, la valentía de los tripulantes logró revertir esta situación aunque al costo de dejar sus vidas. Antes de llegar a la capital norteamericana, el avión se estrelló en un campo en Shanksville, Pensilvania, ubicada a 260 kilómetros de Washington.

La historia del United 93 fue llevada al cine de la mano del cineasta Paul Greengrass, responsable de varias películas de la saga de Jason Bourne. Uno de los que trabajó con él fue el director de fotografía, Barry Ackroyd, quien conversó con REALPOLITIK sobre cómo fue llevar adelante este proyecto tan sentido para los estadounidenses. "Fue la primera vez que trabajé con Paul Greengrass. Mi experiencia hasta ese momento eran los documentales, trabajar con Ken Loach, o películas independientes con muy poco presupuesto. Esta tenía un presupuesto relativamente bajo, más allá de ser una película de estudio para Universal Pictures", contó.

Lejos de buscar un espectáculo sensacionalista, la idea de United 93 (el título de la película fue el mismo que el del famoso vuelo) fue ser "lo más realista que fuera posible", según explicó Ackroyd. "El guión estaba basado en documentos escritos, la investigación. Hicimos la película sobre la investigación: qué se dijo, qué se hizo, quién dijo qué a quién", aseguró el realizador. De hecho, hasta el controlador del tráfico, Ben Sliney, se interpretó a sí mismo en esta producción.

Para la reconstrucción del relato, Greengrass también tuvo acceso a la caja negra del avión, así como pudo conocer los llamados telefónicos de los pasajeros. "Hay mucha realidad en ella. Rodamos lo que sabíamos, y eso incluyó las llamadas telefónicas que se hicieron. Queríamos capturar eso", señaló Ackroyd. En este contexto, el director de fotografía fue el responsable de proponer uno de los elementos distintivos de la película: United 93 se rodó en tiempo real, superponiendo cámaras que iban captando cada momento (aunque no en plano secuencia).

"No se rodó digitalmente, como sería ahora, que podés hacer una película de 90 minutos en una cámara. Tuvimos que rodar con films de 4 minutos, de 35mm, escondíamos los films en el avión. Una cámara empezaba y la otra la seguía a los 2 minutos, entonces las cámaras se iban superponiendo y lo hacíamos por 40 minutos", recordó el director de fotografía. Ackroyd señaló que fue "un trabajo duro" para todos los involucrados, tanto por los aspectos técnicos del rodaje como por lo que implicó mentalmente para los actores. "Solo podíamos hacer dos tomas al día en el avión, tal vez algún día tres. Esto fue por la energía que tenía que poner toda la gente, igual que los cámaras, pero ellos tenían que darlo todo, y luego todo se reseteaba y ellos tenían que resetear sus mentes. Volver a empezar cuando era un día normal y se transforma en el día más raro. Había mucha intensidad", aseguró.

United 93 fue una de las primeras películas en rodarse sobre el atentado a las Torres Gemelas (ese año también se estrenó World Trade Center, protagonizada por Nicolas Cage y centrada en dos bomberos que ayudaron a las víctimas atrapadas por la caída de las Torres Gemelas). Según recordó Ackroyd, antes del rodaje se plantearon si estaba bien hacer una película sobre el atentado, cuando tan solo habían pasado cinco años. Algo completamente diferente a lo que, a criterio del director de fotografía, pasa en la actualidad: "Si hay un evento mundial y nadie hizo una película a los seis meses, estaría impactado. Es interesante cómo se diluyeron las sensibilidades y ya no las tenemos. Tenemos que tenerlo, ponerlo en la pantalla. Nosotros la tuvimos, Paul es un realizador sensible, conocía a todas las familias y siguió contacto con esa gente. Hicimos lo mejor que pudimos". (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!