Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de abril de 2022 | Gremiales

Emblema de la decadencia argentina

El ego de Moyano

Una fotografía que captó una reunión entre el titular del Sindicato de Choferes de Camiones y el presidente Alberto Fernández causó furor en las redes. En la misma, se observa a ambos sonrientes junto a una imagen tallada del propio sindicalista. Las redes, rápidas de reflejos, aseguraron que era un error y que se trata del "Homo Habilis".

El presidente Alberto Fernández continúa dando pasos tímidos, tibios, en su distanciamiento con el kirchnerismo. Recientemente, Máximo Kirchner se sacó una foto junto a Pablo Moyano que fue por demás sugestiva. Pablo mantiene una disputa familiar interna con su padre, el líder del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, quien, a su vez, se mostró cercano al presidente de la Nación.

El mensaje fue interpretado por el amplio y heterogéneo arco peronista como una nueva señal de división en el Frente de Todos. De un lado queda el debilitado presidente junto al siempre cuestionado Hugo Moyano. Del otro. la presunta “generación joven”, en la que Máximo teje una alianza estratégica con su hijo Pablo.

En esta batalla interna que el oficialismo libra a la vista de todos y que continúa erosionando día tras día las figuras tanto de Alberto Fernández como de Cristina Fernández de Kirchner (ambos, actualmente, con niveles extremadamente bajos de imagen positiva), el primer mandatario decidió visitar la sede de Camioneros para mostrar su cercanía con Hugo Moyano.

Lo que el fotógrafo presidencial no alcanzó a notar al momento de captar la situación que, como suele suceder, muestra a ambos dirigentes sonriendo como si se encontraran administrando los avatares políticos de Suecia o Noruega, en vez de un país con uno de los índices de inflación más preocupantes del planeta, fue un detalle que quedó de fondo y que, luego, llamó la atención en las redes.

El secretario General del Sindicato de Choferes de Camiones, quien se mantiene en el cargo desde septiembre de 1987, colocó en su oficina un busto suyo. La fotografía es elocuente. Una imagen de Eva Perón, un ficus de plástico, un banderín y su propia cara, como si de un prócer se tratara.

Las redes, como suele suceder, no desperdiciaron el detalle y se apresuraron a bromear sobre el asunto. “Creo que es una imagen del Homo Habilis. Cualquier parecido es pura casualidad”, aseguró un usuario, mientras otro comparaba las características faciales de Moyano con las del eslabón perdido.


Una de las imágenes que utilizaron para burlarse del líder de Camioneros.

Por increíble que resulte, los dirigentes políticos argentinos parecieran tener un solo Dios, y en todos los casos suele tratarse de ellos mismos. Inadvertidos de la preocupante situación a la que ellos mismos han llevado al país, autocelebratorios de gestiones fracasadas y aplaudidores de la simple acumulación de poder, ahora hasta se mandan a hacer sus propios bustos para exhibirlos en sus despachos. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!