Sábado 28.05.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de mayo de 2022 | Cultura

El rock sigue en el Estadio Único

Tras la suspensión, La Renga despachó su segunda faena en La Plata

Con quince grados menos que el sábado pasado, el grupo atemperó una noche gélida en la que el cantante Chizzo Nápoli pidió disculpas por lo sucedido el miércoles y aclaró: “Tuve fiebre, y no la parafernalia de cosas que se dijeron”.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Después de postergar el show previsto para el miércoles pasado (pasó al sábado 7 de mayo), La Renga finalmente tuvo su segunda función platense este sábado. Con una temperatura notablemente más baja a la de siete noches atrás, el frío arremetió con fuerza y trajo sus consecuencias en un clima que estuvo encendido, aunque sin la extrema intensidad del inicio de esta trilogía en el Estadio Único. De todos modos eso no impidió la colorida previa con el ya habitual nodo de encuentro en la rambla de calle 32, a la altura de 19.

Al igual que el sábado 23, la banda oriunda de Mataderos tomó el escenario a las 22.00 puntual y se despachó con treinta canciones a lo largo de dos horas y media. Como en esa ocasión, también arrancaron con dos temas de “Alejado de la red”, su décimo y flamante disco (en este caso, “Buena pipa” y “Elefantes pogueando”).

Tras ese inicio, Chizzo Nápoli se tomó un tiempo frente al micrófono para pedir “disculpas por haber suspendido el show del miércoles” y dar algunas explicaciones. “Me agarró una fiebre terrible, estaba con cuarenta grados. Le agradezco a los médicos que me ayudaron para llegar a cantar hoy. Tuve esta gripe que anda dando vueltas ahora. Esa fue la realidad, y no la parafernalia de cosas que se dijeron”, se explayó el cantante y guitarrista. 

“No fue un problema político ni tuvieron que ver los colegios”, aclaró, dejando su posición sobre lo sucedido en relación a su salud, pero también acerca de la polémica generada por el amago de suspensión de clases en cinco escuelas cercanas al Estadio Único. La noticia se divulgó en la víspera del show del miércoles y luego fue desdicha, en simultáneo a la postergación del concierto, por el cuadro febril de Chizzo. El asunto alentó un intercambio de tuits entre líneas menores del Frente de Todos y Juntos por el Cambio y una pequeña escalada en la agenda de noticias del día. La banda emitió un comunicado breve por sus redes sociales y no habló más del tema. 

En lo sucesivo del concierto, y como ocurrió sábado pasado (lo cual hace prever la misma tesitura para el próxima), La Renga alternó todas las canciones de su último disco con las del resto del repertorio, apoyándose especialmente en la trilogía “Despedazado por mil”, el disco de la estrella, y “La esquina del infinito”. Aunque, en esta oportunidad, uno de los rescates más celebrados fue el de “El juicio del ganso”, hasta ahora único repaso en el Estadio Único de “Esquivando charcos”, el disco debut que el año pasado cumplió tres décadas de su publicación. 

También recordaron que el 30 de abril fue aniversario del que hasta entonces había sido su último show en La Plata, el fatídico concierto de 2011 en el autódromo Roberto Mouras donde el fanático Miguel Ramírez fue impactado por una bengala y terminó internado en coma en hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, donde falleció nueve días más tarde. En su memoria, tocaron “San Miguel”, canción que la banda le había dedicado en el disco “Pesados vestigios”, de 2014.

A medida que se acercaba la medianoche, una espesa bruma atravesaba las cumbres techadas del Diego Armando Maradona y envolvía a todo el estadio. El calor del sábado pasado pareció ser la despedida de aquel otoño nostálgico del verano que ahora trajo un frío por momentos hostil, acaso avisando que estamos a casi un mes y medio del inicio del invierno.

En medio de esa batalla del calentamiento, y tras veinticinco canciones, La Renga hizo un stop para regresar diez minutos después con la embestida final.  Fue de la mano de una cuarteta apoyada casi completamente en “Despedazado por mil partes”, el disco parteaguas que los llevó a la dimensión de estadios. Pasaron “A la carga mi rocanrol” y “El final es de donde partí” (también “Oscuro diamante”) antes del clásico cierre con “Hablando de la libertad”, donde Nápoli aprovechó para apuntar otro asunto muy charlado en La Plata durante la semana: “Por favor, no hagan pis en las veredas”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!