Martes 24.05.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de mayo de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

“We own this city es muy importante porque genera debate”

Tray Chaney comenzó su carrera como actor gracias a David Simon en The Wire. Dos décadas más tarde, se reencontró con el realizador en la nueva miniserie de HBO Max.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Hace algunas semanas, HBO Max lanzó una nueva serie surgida de la cabeza de uno de los realizadores más importantes en la historia de la televisión: David Simon. Este productor, que tuvo pasado como periodista, fue el responsable de crear una de la que para muchos fue la mejor serie alguna vez pensada. Estamos hablando de The Wire, que emitida entre 2002 y 2008 se centró en el mundo del narcotráfico en la ciudad de Baltimore, a partir de mostrar la puja de poder entre los delincuentes de menor monta, las cabezas criminales, la policía y la justicia.

Semanas atrás, David Simon regresó a Baltimore y la pantalla de HBO de la mano de su más reciente miniserie. We own this city, producción que adapta la obra La ciudad es nuestra. La historia real del crimen, los policías y la corrupción, del periodista del medio Baltimore Sun, Justin Fenton, relata los hechos reales detrás del escuadrón de policía de Baltimore que fue denunciado, procesado y encarcelado por corrupción y abuso. Con Jon Bernthal (The Punisher, The Walking Dead) como figura más conocida, la producción cuenta con algunas caras que formaron parte de The Wire años atrás.

Entre los protagonistas de We own this city se encuentra Tray Chaney, quien en The Wire estuvo a cargo de encarnar a un soldado raso dentro de la organización criminal de Avon Barksdale conocido como Poot, y que ahora le toca un trabajo completamente diferente. En We own this city, se pone en la piel de uno de los oficiales de policía de Baltimore llamado Gordon Hawk. En diálogo con REALPOLITIK, contó cómo fue ser parte de esta producción creada por Simon.

RP.- ¿Qué significa para usted regresar a Baltimore y volver a trabajar con David Simon?

Es increíble. Quiero decir, empezar con The Wire 20 años atrás y conectar con David Simon, Nina Noble y George Pelecanos es una experiencia increíble. Mucha gente no sabe que The Wire fue mi primer trabajo como actor. Fue la primera vez que hice casting para una serie. Viejo, 20 años después ver a Poot ir de narcotraficante a ser el oficial de policía Gordon Hawk, que trabaja en la división de narcóticos de Hartford, es una bendición. David Simon... Toda esa gente me apadrinó hace años.

RP.- ¿Cómo preparó a su personaje?

Para mí, la investigación que hice para ser Poot en The Wire fue algo fácil. Soy de Forestville, Maryland, en Washington DC. Ves mucha gente involucrada en la vida de la calle, que se vuelve un discípulo e intenta entender qué ruta seguir, si es negativa o positiva, si es vender droga o involucrarse en la violencia. Crecer viendo a gente así... Fue muy fácil meterme en el personaje. Pero ser un policía, Gordon Hawk, tuve mucha ayuda de policías reales que estuvieron en el set de We own this city, enseñándome, diciéndome: "Tray, así es como se usa la insignia, así se usa el arma, así se camina, así se habla. Esta es la forma de moverse". O la coreografía cuando me vieron poner el rastreador en la camioneta. Casi como una coreografía. Quiero agradecer a mi hermano Dre por estar en el set y ayudarme con eso. Fue definitivamente un cambio, pero al mismo tiempo, soy un actor, pero para mí fue una clase porque aprendí mucho, fue educativo interpretar al oficial Gordon Hall. Aprendí mucho de los distintos policías que estuvieron en el set todo el tiempo.

RP.- La serie habla de corrupción, racismo y violencia policial. ¿Por qué es tan importante la serie en este contexto?

We own this city es muy importante por el simple hecho de que es una obra que genera debate. Muchas veces, o la mayoría, cuando hablas de la verdad, duele. Esta historia tenía que contarse. Estamos hablando del departamento de policía de Baltimore, de la unidad de rastreo de armas. Cuando pensás en la policía pensás en alguien que te protege la comunidad, los ciudadanos. Usan su poder y su autoridad para mejorar la vida y tratan a todos con respeto y dignidad. Pero hacían lo opuesto. Usaban su poder para aprovecharse de la gente. Hablamos de robos, extorsiones. Todo lo negativo en lo que puedas pensar que hacían los policías sin problemas, eso lo hacían. Entonces, exponerlo para que la gente lo vea...

Como dije, es un debate que todo el mundo tiene que ver y tiene que tener. Y al final del día, se trata de cómo tratamos a la gente, cómo la hacemos sentir. La gente puede perdonar lo que hiciste, lo que dijiste, pero nunca cómo los hiciste sentir.

Como seres humanos tenemos que distinguir el bien del mal, tratemos bien a las personas, seamos más amables. Porque estamos en un mundo lleno de odio y negatividad. Siempre digo: pasamos tanto tiempo viendo el odio que no sabemos lo que es el amor. Realmente necesitamos... We own this city toca tantos temas con los que estos policías se salían con la suya, pero al mismo tiempo, con suerte el debate de esta historia traerá un cambio de cómo se logra la justicia. Pasaron los años y las cosas se pusieron peor. Todavía ves brutalidad policial, racismo y tratamos de aportar un diálogo que aporte al cambio.

RP.- ¿Qué puede contar sobre el trabajo de Jon Bernthal?

Ver a Jon Bernthal transformarse en Wayne Jenkins fue increíble. Verlo en la pantalla... No compartí muchas escenas con él. Pero pude pasar tiempo con él de tiempo en tiempo, definitivamente compartimos tiempo en el estreno. En Baltimore hacía mi trabajo y lo veía. Siempre lo admiré y le presté atención. En el estreno de We own this city le dije: "Jon te estoy mirando, sos increíble". Que él me reconozca como actor me honra. De verlo interpretar a Wayne Jenkins te das cuenta que lo tuvo que absorber, tuvo que transitar los cambios que vemos. Que alguien se transforme en una persona completamente diferente a la que es te hace pensar. Es talento. Es increíble verlo. Lo estudié mucho.

RP.- ¿Qué fue lo que más le gustó del rodaje?

Fue una vida increíble. La pasé genial rodando en Baltimore, especialmente estando con los creadores y productores de The Wire. La pasé muy bien. Ver esas calles, esa ciudad... es divertida y amorosa. Todos en el país, donde sea que viven, tienen partes que no son muy agradables, que son complicadas. Pero al mismo tiempo Baltimore es una ciudad en la que te van a aceptar, te van a recibir. Filmar We own this city ahí, después de 20 años, fue emocionante. La pasé muy bien. Con el mismo equipo que conocí hace 20 años, estaban todos ahí en el camarín. Fue increíble. Me encantó. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Federico Carestía, Tray Chaney

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!