Viernes 01.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de mayo de 2022 | Nacionales

Amparado en la jurisprudencia

Candidato presidencial plantea pagarle al FMI cobrándole daños y perjuicios a la Unión Europea

Un precandidato presidencial presentó un reclamo ante la Unión Europea y su parlamento por el pago de daños y perjuicios ante las masivas inmigraciones devenidas en el marco de las guerras mundiales del siglo XX. Para ello, se ampara en la jurisprudencia surgida del Brexit.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En el año 2020, el Reino Unido dio por terminado el proceso formal para abandonar la Unión Europea de la cual formaba parte, en un acto que recibió el nombre de Brexit. En ese marco, el precandidato a presidente de la Nación, José Luis Kelly, analizó los argumentos que utilizan los miembros de la Unión Europea para querer cobrarle al Reino Unido un resarcimiento económico de aproximadamente 100.000 millones de dólares por su retiro. Los británicos, de igual modo, utilizan las mismas armas para no pagar nada o pagar muy poco de lo reclamado.

“Cuando se analiza el pedido de 100.000 millones de dólares, que es aproximadamente el 30 por ciento de la deuda externa argentina, notamos que lo único que en el fondo interesa es el factor dinero”, explicó José Luis Kelly.

Y añadió: “Acá no interesa el aporte cultural de unos a otros, acá no interesa el aporte científico de unos a otros, acá no interesa el factor ‘nivel de vida’ que pudieron aportar unos a otros, acá sólo importa cuánto dinero te puedo sacar. O sea, por algunas décadas de integración, de amor u odio compartido, ‘por decir democráticamente me quiero ir’, salta la caja registradora que tienen los europeos en la cabeza y dicen ‘nos deben 100.000 millones de dólares por daños y perjuicios’”.

El precandidato oriundo de La Plata continuó detallando su proyecto: “Está claro que a la Unión Europea lo cultural, lo científico, el amor y la solidaridad mucho no le interesa. Si la Unión Europea, perdón los habitantes de Europa, le piden a su socio 100.000 millones de dólares por querer retirarse, donde compartieron juntos casa, cama, comida, libros, experiencias, etcétera por casi cuarenta años, y digo compartieron que es muy distinto a que uno de ellos adoptara al otro, con todas las implicancias morales y económicas que eso conlleva, es muy difícil de entender”.

“Y en honor a todas sus miserias se mandaron dos guerras cruentas en el siglo pasado, donde sin justificación alguna diezmaron etnias, destruyeron ciudades, se mataron unos a otros. Ahora bien, tales guerras generaron la huida despavorida de millones de personas que observó que el país Argentina los adoptó, les dio casa, trabajo, comida, estudio, amor y por sobre todas las cosas los hizo sentir seres humanos, cosa que sus compatriotas no hicieron, al contrario”, agregó.

Y analizó: “O sea la Unión Europea y el Reino Unido compartieron de común acuerdo y por eso la Unión Europea les pide un resarcimiento de 100.000 millones de dólares. ¿Cuánto les hubieran pedido si los hubieran adoptado? El país argentino adoptó en forma unilateral, con todos los costos que ello implica, a los habitantes europeos abandonados a la buena de Dios por sus semejantes. Argentina recibió en aproximadamente ochenta años más de 6 millones de abandonados”.

“Y como el pez por la boca muere, y parado arriba del libro moral de la jurisprudencia que originó el Brexit, creo que llegó la hora de ‘pasar factura’ a los habitantes de la Unión Europea del abandono de seres humanos que otrora realizaron. Y como el país argentino no habla ni reclama por sí solo, sino a través de sus habitantes, como tal tomo la humilde acción de opinar y poner en conocimiento de mis compatriotas y el mundo lo siguiente”, sintetizó, para luego desgranar el asunto sobre la base de los más de 6 millones de inmigrantes europeos que Argentina adoptó a lo largo de ochenta años.

En esa línea, comenzó el entrecruzamiento de números: “Si calculamos 500 dólares por mes por gastos de adopción, y no pongo más porque como somos sudacas al decir de los europeos, con poco nos arreglamos, podemos decir que: 80 años x 12 meses: 960 meses de adopción por inmigrante. 960 meses x 500 dólares: 480 mil dólares por inmigrante”, dijo, y siguió: “480 mil dólares x 6 millones de inmigrantes: aproximadamente 2,8 billones de dólares, y para que se entienda el tenor del costo de adopción, nos deben más de diez veces la deuda externa Argentina. Y ojo que todavía me falta calcular los intereses”.

Según Kelly, esta deuda se base en el abandono de personas en el que incurrió la Unión Europea por el uso indiscriminado que hicieron esos 6 millones de inmigrantes del suelo argentino, “de los ríos argentinos, del aire argentino y en gran parte por haber contaminado con su gen destructivo a nuestros habitantes”. “Creo que el Brexit nos abrió la puerta moral de hacer el presente reclamo”, afirmó.

“Llegó la hora de pasarle las facturas correspondientes en todos los organismos internacionales. Y por favor, no me vengan con la teoría de que los 6 millones de inmigrantes vinieron a hacer grande la Argentina, en general, al decir de ellos mismos, vinieron a ‘hacerse la América’. No vino lo mejor, vino lo marginal, los escapados, los sin destino en Europa, muchos responsables de genocidio y de cruentas atrocidades humanas, no llegaron olas de profesionales, ingenieros, médicos, etcétera, lo único cierto es que Argentina debió darles casa, trabajo, comida, vestimenta, escuela, hospitales, jubilación, etcétera, con los costos que eso ocasionó y aún hoy nos ocasiona”, consideró José Luis Kelly.

Para concluir, el ingeniero cerró: “Considero que Argentina fue y es madre de países, pues cada vez que se originaron guerras en el mundo, Argentina como madre cobijó, abrazó, les dio hogar, trabajo y dignidad a las personas que las guerras expulsaron. Hoy también Argentina cobijará a seres humanos, y como tal los tratará si hay otra guerra como la de Ucrania. Por lo expuesto, los ciudadanos europeos sabrán y entenderán el reclamo realizado, y si no lo entienden hay que recordarles que el 30 por ciento del FMI son países europeos y por lo tanto es fácil llegar a un acuerdo, pues la pregunta es: ¿Quién le debe a quién?”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!